Luis José Uzcátegui: El cerebro mentiroso, arma letal del gobierno (parte1)

11 de junio de 2017

Cerebro mentiroso





En todo gobierno atroz, maléfico e inhumano con demasiada frecuencia se activan dos dimensiones infernales en los cerebros de sus integrantes: La mentira y el miedo. La mentira, en política es una de las armas más poderosa y dañinas para llegar y mantenerse en el poder, es una carta maligna en el ejercicio de los negocios y actividades bancarias y es parte del ejercicio cotidiano de eso que significa vivir. Decía Shakespeare en Enrique IV: ¡Señor, Señor, cuán dado es este mundo a mentir!

Maduro es mentira
Lo excepcional es la forma tan bestial como el régimen en Venezuela está usando la mentira para aterrorizar, violar y matar jóvenes en las multitudinarias protestas por los derechos humanos. Además, el régimen niegan jocosamente la muerte de niños y adultos por falta de medicamentos, alimentos y usando de “ideología” la falsedad defiende y mantiene en el gobierno a narcotraficantes, psicópatas y corruptos de todo tipo. La mentira está siendo utilizada en Venezuela para obtener resultados tan inhumanos similares a lo que sucedió con Hussein, Gadafi, Hitler, Stalin, Fidel y está sucediendo con Raúl Castro en Cuba y Bashar al-Assad en Siria

En el cerebro humano, la mentira afecta la amígdala (cerebral) y la ínsula, áreas determinantes para que el ser pensante pueda percibir y valorar en sí mismo responsabilidad, culpa, vergüenza, temor y respeto a las leyes. Una vez que el cerebro se adapta a la mentira ésta se convierte en “cáncer emocional” y acompaña: Conductas atroces, comportamientos antisociales, grandes corruptelas y crímenes de lesa humanidad. En el cerebro de los mentirosos -como el caso de los gobernantes en Venezuela- la amígdala e ínsula cada vez se activan menos y responden como si no pasara nada, a pesar del daño moral, social, corporal y material infringido a millones de ciudadanos. La mentira, para estos actores, tiene varios usos y finalidades: Gratificarse con sus transgresiones, protegerse por sus actos delincuenciales, encubrir la realidad, falsificar evidencias o eludir conductas atroces.

Sobre el “Cerebro mentiroso”, son cientos las investigaciones que evidencian la desventaja funcional de estos cerebros. El video a continuación es parte de los trabajos del equipo científico Dr. Dan Ariely (Universidad de Duke, Carolina del Norte) uno de los investigadores más prestigiosos que estudia la mentira y la deshonestidad.

V
er Video:

 

El mejor ejemplo es Venezuela que durante más de 70 días la guardia nacional, policía nacional y grupos paramilitares, bajo las órdenes de funcionarios del gobierno, salen todos los días a matar jóvenes inocentes y los responsables de las órdenes mienten, niegan, encubren y culpan a la oposición. En Venezuela la mentira es una “enfermedad” endémica en los integrantes del gobierno y vinculados al régimen. ¡La mentira se ha convertido en arma letal! Lo dantesco para la humanidad, para los países, para los gobernantes del mundo, para las organizaciones internacionales, para el Vaticano y más del 80% del pueblo venezolano es que quienes dan las órdenes, ya no perciben que mienten. ¡Sus cerebros están alterados!

Continuará…

Luis José 7 de febrero 2015
Luis José Uzcátegui
Médico psiquiatra y antropólogo
ljuv2000@gmail.com
@LuisJUzcategui 
 

Foro de Salud Mentalhttps://ljuv2000.wixsite.com/salud-mental

https://drluisjoseuzcategui.wordpress.com/2016/04/18/diccionario-de-salud-mental/




Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés