Salvador Sostres: Rajoy siempre vuelve

11 de enero de 2020

Rajoy pide disculpas




Rajoy siempre vuelve: porque tenía razón, porque nunca aplicó ni un milímetro más de la fuerza estrictamente necesaria para rebajar la tensión de los desafíos que tuvo que enfrentar, porque hizo suyos nuestros problemas y a su manera maduró las soluciones hasta resolverlos. No siempre entendimos sus tiempos, no siempre tuvimos su paciencia, no siempre nos dio el tipo de respuesta que esperábamos, pero salimos de la crisis económica, los responsables del referendo ilegal del 1 de octubre fueron puestos ante su responsabilidad y en España se vivió bien y en calma durante su mandato.

Sin él, a todos nos ha ido peor: a los españoles, que tenemos ahora un gobierno que conspira contra los más elementales fundamentos de La Civilización; al Partido Popular, que ha pasado de ser la primera fuerza política a obtener unos resultados humillantes; y sobre todo a Albert Rivera, que instigó mezquinamente la moción de censura y ha tenido que dejar la política y Ciudadanos coquetea con la extinción.

Rajoy Una España Mejor Libro
Rajoy ha vendido más de 70.000 ejemplares. Sánchez no llegó a los 40.000 y Zapatero ni a la mitad de estos. Los españoles vuelven sobre Rajoy porque le quieren, porque se dan cuenta ahora de la importancia de algunas de las cosas que cuando él las defendía pudieron parecer menores, y se preguntan si no habríamos hecho bien en tratarle un poco mejor, confiar un poco más en él y habernos podido ahorrar este desfile de monstruos y petardas en que se ha convertido el Gobierno y sus aledaños.

Hay algo de Rajoy en todos nosotros. Algo que a veces nos parece antiguo y hasta casposo, pero que al final es lo que funciona y lo que nos libra del caos. He visto que ninguno de sus detractores ha tenido una idea mejor, ni una solución más aproximada. He visto que los que le insultaban sostenían unas tesis a veces graciosas y otras disparatadas pero que en cualquier caso sería un desastre si alguna vez llegaran a aplicarse en nuestras vidas ya de por sí suficientemente frágiles. He visto también que los que tantas lecciones quisieron darle lo hacían exclusivamente reconcentrados en su ego y su vanidad y que nunca empatizaron con nuestra angustia y nuestra dificultad como él lo hizo, y así pudo ayudarnos en nuestro esfuerzo por crecer libres y seguros.

Rajoy ha sido el libro más vendido y el PP sin él, el menos votado de la historia del partido. España estaba bien, y mejoraba, cuando decidimos echarle. Ahora él vive estupendamente, vende libros y hace su trabajo, y España está fatal, y empeorando.

Salvador SostresSalvador Sostres. Periodista, articulista, y columnista político y deportivo español





Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube