Luis José Uzcátegui: La magia puede salvar a Venezuela

10 de agosto de 2014

Magia foto portada




La llegada e instauración del modelo Chavista fue posible gracias a varios procesos mentales que fueron movilizados en los venezolanos, uno de estos, la activación del pensamiento mágico. Asunto difícil de entender para políticos, analistas, intelectuales, expertos, etc. Y con razón, la palabra magia es asociada a bagatela de ideas y comportamientos propios de pueblos ignorantes, y sin percatarse, esta interpretación errónea, es uno de los deslices más garrafales para los que aspiran a llegar al poder o quieren participar en actividad pública, dirigir el país o acertar en sus asesorías.


Magia foto 1
Sin el pensamiento mágico no existirá ninguna actividad intelectual ni sociedad alguna. Empezando por la ciencia que sustenta su método en el paso indispensable de tormenta de ideas y elaboración de hipótesis, después es que se comprueba si lo que se pensó, soñó, ideó, fantaseó, imaginó, sintió, percibió, etc., se ajusta a la bibliografía sobre el tema y a los resultados del experimento.

¿Qué es lo que determina que los ciudadanos alemanes voten por Angela Dorothea Merkel, su flamante presidenta o que los chilenos elijan a Verónica Michelle Bachelet Jeria? ¡Acaso no son ilusiones, expectativas, deseos, aspiraciones, creencias!…

Sin la utilización del pensamiento mágico nunca se hubieran descubierto cosas tan abstractas y de utilidad mundial como el lenguaje binario de las computadoras y el microchip; así como nunca hubieran llegado al poder mandatarios dignos, honestos, sólidos intelectualmente y brillantes políticos.

Magia foto 2
Es más, el pensamiento mágico, si se deja que fluya libre en el pueblo, si no es utilizado por líderes con severos rasgos de psicopatía ni tampoco es maniobrado a través de los medios, es el mejor termómetro para medir que líder, columnista, comunicador es sincero, no dice una cosa y hace otra, no es mediocre y sobre todo descubrir si es incompetente para entender al pueblo en su real esencia que es la dimensión mágica.


Primates inteligentes


El pensamiento mágico es una forma de pensar que comparten todos los humanos, sin distingo de clase social, posición económica, profesión o nivel intelectual dado que es una función que solamente existe en los primates inteligentes. Su gato o perro “querido” por muy noble que sea nunca lo tendrá.


Magia foto 3El pensamiento mágico incluye la ilusión de ganarse la lotería, creer en aparecidos, “vivir de sueños” o vivir atrapado por la dependencia a una misión o al gobierno dador.

Pero también le da sustento a la creencia -a veces “ciega”- que se tiene del líder, la confianza hacia un candidato o grupo político, el sentirse motivado a participar, salir a protestar, ir a votar y no “tirar la toalla” a pesar de lo macabro y cruel que sea el sistema y sobretodo es fundamental para llegar a una extensa y gran coalición estratégica política y social para oponerse y derrotar al régimen.

Magia foto 4¿Acaso lo que se habla diariamente en el barrio, en la urbanización, en el trabajo, lo que se ve y oye por los medios de comunicación, lo que se twittea, se comparte por Internet, Facebook, Linkedin, etc., no Magia foto 5son básicamente productos mágicos? Las noticias, comentarios, opiniones, quejas, pensamientos, rumores, opiniones, son formatos de comunicación que mueven la curiosidad, ilusión, expectativas; todos elementos básicos del pensamiento mágico.

Si el pensamiento mágico fuera utilizado por líderes y supieran combinarlo con emociones como desdicha, terror, decepción, miedo, realidad infernal del país y pensamiento racional, esta sumatoria determinaría grandes avalanchas de votos en los momentos electorales y también se pudiera convertir en sustento para excelentes programas de motivación, educación y modelos políticos justos, modernos y estables que generen paz.

Magia foto 7Magia Mala

Magia mala foto 1 Magia mala foto 2
Magia mala foto 3 Magia mala 5

Similar a la creencia sobre “magia negra” y “magia blanca”, la activación del pensamiento mágico en el pueblo para fines personales, intenciones transgresoras, robar toneladas de dinero, de bienes y atornillarse en el poder es una realidad que puede llevar, como en el caso de Venezuela, a convertirse en un país de ultratumba, oscuridad y realidad tenebrosa.

La estrategia se inició con Chávez, y fue sin proponérselo; en su actuación política descubrió que tenía gran capacidad para activar el pensamiento mágico del pueblo, y convirtió esto en su gran arma letal. Empoderó al pueblo, lo llenó de ilusiones, lo tomó en cuenta, lo montó en una alfombra de mentiras con contenido mágico y convirtió el dinero petrolero en excremento para sostener la magia negra.

Magia ExplosiónAhora la estrategia sigue, todo lo que hace el régimen se sustenta en mover el pensamiento mágico. Si genera o aparece caos, escasez, carestía e inflación no desaprovechan la situación para vincular las emociones a dimensiones mágicas como la resignación macabra reforzada por la utilización bestial de los medios de comunicación. Por otro lado, el totalitarismo mediático también es utilizado para tratar en base a mentiras, espectáculos diarios, planes, show, recuperar el pensamiento mágico perdido en el pueblo. Por ejemplo, lo que viene con el aumento de la gasolina, si se da, será un gigantesco plan de marketing sustentado en elementos mágicos pérfidos para evitar que el pueblo reaccione y lograr paralizarlo a través del miedo.

Y la pelota no solamente está en el campo del régimen, acaso lo que sucede con la Mesa de la Unidad Democrática MUD, la imprecisión en tomar decisiones, el cruce de declaraciones absurdas y la evidencia de gigantescos intereses personales no está potenciando el pesimismo, decepción, frustración y ha hecho explotar el pensamiento mágico negativo.

Magia Buena

Dicen las historias populares que la magia buena trae cosas buenas y sin duda que es una creencia sustentada en realidades. La realidad también despierta neuronas que generan magia, y el vivir en un país destruido, con récord mundial en homicidios, inseguridad gigantesca, escasez de alimentos y medicina hace que brote la ilusión (intenso factor mágico) de que algo pase, que llegue un cambio, que vengan tiempos mejores e inclusive de exageraciones: “lo que hace falta en este país es un…”

Magia foto 6Magia buena es lo que sucede cuando una comunidad cree y confía en su alcalde, gobernador o párroco. Las emociones que se mueven con los deportistas y sus proezas. El contagio afectivo de los artistas y personajes mediáticos: se les “quiere” y no se sabe por qué, se les defiende sin pensar, se les ama. Acaso no es magia lo que genera y activa el Santo Padre, el buen hombre, el gran líder, el buen político, la persona admirada, respetada y en quien se confía por ser buen médico, abogado, ingeniero, político, etc.

Magia foto 8Y entonces la pregunta: ¿Quién o quiénes de los líderes, grupos, organizaciones o partidos de oposición han generado o generan magia buena? ¿Cuál es el líder que genera confianza de verdad, ilusiones sólidas y mueve las emociones de la mayoría del pueblo? Si la respuesta es positiva, la solución al desastre nacional está detrás de la puerta, si no, lamentablemente está un poco más allá…

Ni olfato, ni conocimientos, ni competencias, ni…

Venezuela desde hace quinquenios viene siendo dominada por la magia mala o magia negra, sobre todo en el campo político. Por ejemplo, desde el montaje continuo de enemigos por parte del gobierno hasta la compra de medios de comunicación y conversión en fuentes de mensajes insulsos, programas torpes sustentados en estrategias para distraer y entorpecer, todo se fundamentan en el uso morboso del pensamiento mágico.

Resulta patético y trágico, del lado opositor, la falta de líderes con mensajes y encantos para activar el pensamiento mágico bueno del pueblo y lo peor es que no se avizora un político con olfato suficiente que entienda la jugada.

Magia foto 9
Luis Herrera Campins en el año 1998 se dio cuenta que en su partido estaba rodeado de “maulas” que no movían a nadie ni inspiraban nada (muchos de los cuales son figurines en la actualidad y pretenden vender la imagen de no “maulas” para dirigir la oposición).


Luis Herrera en ese momento generó una “salida”, montó la candidatura de Irene Sáez buscando que se activara la dimensión mágica del pueblo; después, a pesar del alboroto emocional que se generó en el país por varios meses, todo se le cayó, debido que a la “reina” le faltaban competencias indispensables para mover masas, y esto, a pesar del remoquete de “llanero zamarro” que tenía, ni él ni Dios podían resolverlo. Pero que hubiera pasado con esta lectura de Luis Herrera, de la necesidad de un producto mágico para ganar elecciones, si Irene no le hubiera resultado que tenía demasiadas debilidades para convertirse en líder arrollador.

Con la Magia, cuantas cosas no se pudieran lograr en manos de seres no antisociales si se utiliza para motivar al pueblo a objetivos no transgresores y cuidado si es un importante aporte para incinerar grandes males. Un anuncio, de sobrevivencia, sería: “Se busca político, grupo, estamento, universidad o alguien… que entienda lo que siente y piensa el pueblo venezolano”, en términos sencillos: ¡Que entienda su pensamiento mágico!


Luis Jose Uzcategui


Luis José Uzcátegui

Psiquiatra y antropólogo
ljuv2000@gmail.com  @LuisJUzcategui








Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés