Luis José Uzcátegui: Venezuela tiene nuevo cacique

10 de enero de 2016

Venezuela inició el 2016




Hace semanas Argentina y ahora también Venezuela tiene nuevo cacique. Preservando las diferencias los pueblos siguen manteniendo el impulso tribal. Una vez que un cacique y su grupo dejan de satisfacer lo desechan y empiezan a soñar con los beneficios que traerá un nuevo cacique.

Hay quienes se confunden cuando se estudia la dinámica social y política dentro de la dimensión ancestral – pero qué pensante no guarda en su inconsciente la existencia del cacique y la tribu. Obama es el gran cacique americano. La Bachelet y Dilma Rouseeff son dos mujeres caciques en apuros sus súbditos ya no que creen en ellas. Dilma perdió el apoyo de miembros importantes de la tribu y la quieren cambiar por otro cacique.

La tribu se hastía y se decepciona del cacique cuando abusa y todo es exclusivo para amigos y familiares. También cuando el cacique se queda con las mejores presas y pone a pasar hambre al pueblo y torpemente acusa a la tribu vecina de ser la causante.

Cuando el caos se agiganta se busca un nuevo orden tribal y en la época actual se logra a través de elecciones. Siempre ocurre lo mismo. Si gana el oponente se tiene un nuevo gobernante. Este se rodea de sus seguidores que conduce a la creación de un nuevo círculo, un nuevo equipo, una nueva aristocracia una nueva oligarquía.

AN 5 2016
Los poderes -legislativo, ejecutivo, judicial, moral e inclusive “el Estado”- son unos fantasmas reflejo especular del nuevo cacique quien se atrinchera y se apoya en su grupo. La gente busca que el nuevo cacique y su equipo le proporcionen más comida, menos colas, menos inflación, menos miseria, más seguridad y que no sigan muriéndose por falta de medicinas. También aspira que el nuevo cacique no sea trasgresor, mentiroso, grosero, cínico, corrupto, ignorante, soberbio y despiadado como el anterior.

Los pueblos empiezan a estar muy claros que la “democracia” socialista o comunista es un alzamiento de inadaptados y trasgresores contra los intentos de justicia, equidad, dignidad, moral, verdad, progreso y poner orden. En este momento en Venezuela hay un potencial emocional y una motivación gigantesca (factores esenciales para la existencia del rebaño humano) que si el nuevo cacique sabe utilizar con seguridad no pasará a ser miembro de esa historia de caciques lerdos en modernidad psicosocial.


Próxima entrega: Perfil del nuevo cacique venezolano Henry Ramos Allup

Luis José 7 de febrero 2015

Luis José Uzcátegui

Médico psiquiatra y antropólogo
ljuv2000@gmail.com / @LuisJUzcategui

Su más reciente libro “La Miedocracia. Venezuela, el país del miedo”




 

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés