El primer templo judío-cristiano-musulmán estará en Berlín

9 de julio de 2014

Templo ecuménico

 
 
Casi a diario la religión es utilizada como motivo de enfrentamientos, de actos violentos e incluso de guerras. Pero son muchos los hombres religiosos que están convencidos de que la gran fuerza de la fe debe ser utilizada para todo lo contrario, para unir a las personas. 
 
Con ese espíritu se edificará en Berlín el proyecto «House of One», un templo en el que orarán juntos judíos, cristianos y musulmanes, con la esperanza de llegar a entenderse mejor. 
 

Arquitecto del Templo Ecuménico de Berlín

Arquitecto Wilfried Kuehn

El párroco Gregor Hohberg, implicado en el proyecto, destacó que el edificio será levantado en «el lugar más antiguo de culto de Berlín, el solar donde estuvo la primera iglesia, y desde ahí queremos mirar hacia el futuro, sobre aquellos cimientos construir una nueva casa de oración que será un espacio común en el que convivirán las tres religiones, una sinagoga, una iglesia y una mezquita bajo un mismo techo, un espacio de diálogo y de buena voluntad».
 
El gran edifico proyectado se levantará a base de donaciones. Cualquiera puede participar y la idea despertó ya gran entusiasmo. 
 
«Para los judíos se trata de una ciudad donde resulta especialmente difícil perdonar y especialmente necesario», así lo expresó el rabino Tuvia Ben Horín. 
 
«Es en una ciudad como Berlín donde se pueden encontrar las respuestas del nuevo ecumenismo», aseguró.
 

Sacerdotes ecuménicos

Padre Gregor Hohberg, rabino Tuvia Ben Horín e imán Kadir Sanci

«Con un rabino, un párroco y un imán en el mismo edificio, donde hay una sinagoga, una iglesia y una mezquita y en el centro de esos templos un espacio común donde todos pueden encontrarse, tendremos un foco donde la gente, no sólo los creyentes sino todos aquellos con inquietudes religiosas, y todos los interesados en el diálogo entre religiones se sentirán como en casa», agregó.
3 religiones
Según el imán Kadir Sanci, «este edificio de reconciliación y convivencia multicultural puede ser el símbolo perfecto que muestre al mundo el carácter pacífico y no violento de la gran mayoría de los musulmanes. Y que ayude a entender la religión como un nexo que une, no que separa».



Una Nota Informativa desde nuestra Mesa de Redacción
Fuente: Agencias




 
Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés