Perros y gatos ayudamos a la buena salud de vuestros hijos

9 de julio de 2012

bebésmascotasportada

Para aquellos que piensan que nosotros podemos ser un riesgo para la salud de los niños, les informó que en la publicación estadounidense Pediatrics se divulga un hecho científico importante. Este es el que prueba con sustentación científica que los niños que conviven con perros tienen menos chances de presentar ciertos tipos de infecciones a los oídos o problemas respiratorios que aquellos que no tienen mascotas. ¿Qué tal…?

Y tanto tonto que ha privado a sus hijos de gozar de la compañía y el amor de uno de nosotros… Les sigo contando pues que ha sido este lunes 9 de junio que se divulgó este estudio y en él –hay que decirlo- no especifica las razones de la conclusión, pero sugiere sí que estar rodeado de un perro que pasa parte de su día al aire libre fortalecería el sistema inmunológico del niño en su primer año de vida.

Y esto le gustará mucho a mis colegas Catalino y Trapito, ya que también se concluye que los gatos brindan igual protección para los bebés, aunque el efecto sería menor que con los perros… Y por tanto, como nuestro Site es visitado por tantos buenos amigos, les daré más detalles extraídos de informaciones divulgadas por Agencias de Prensa internacionales.

La investigación fue realizada sobre 397 niños en Finlandia, donde los padres llevaron semanalmente durante un año a analizar el estado de salud de sus pequeños de entre nueve y 52 semanas de edad. La conclusión del estudio fue que los hermosos bebés que conviven con gatos o perros tienen un 30% menos de posibilidades de presentar síntomas de infecciones respiratorias -que incluyen tos, rinitis y fiebre-, mientras que alrededor de la mitad probablemente no sufrirá infecciones de oído.

«Si los niños tienen contacto con perros o gatos en casa, serán significativamente más saludables durante el período de estudio», señala la investigación realizada por expertos del Hospital universitario Kuopio en Finlandia.

La diferencia más notoria fue observada entre los niños que tienen a un perro dentro de casa por unas seis horas al día contra aquellos que no tienen mascotas o que las colocan siempre afuera. «Brindamos una evidencia preliminar de que tener un perro puede ser beneficioso contra infecciones en el tracto respiratorio durante su primer año de vida», destaca el estudio.

«Estimamos que el contacto con animales ayudaría a madurar el sistema inmunológico, llevando a una respuesta inmunológica más tranquila y a una breve duración de las infecciones».

Nada que hablar… Con este resultado tan significativo, nuestros enemigos tendrán que callar sus bocotas y aceptar que los investigadores descartaran otros factores influyentes, como no haber sido amamantados esos bebitos, asistir a la guardería, haber sido criados por fumadores o padres con asma, o convivir con otros niños.

Además de tener menos infecciones en los oídos e infecciones respiratorias, los bebés que viven con perros tienden a precisar de menos tratamientos con antibióticos en comparación con aquellos que viven en hogares sin mascotas. Este estudio por supuesto debe contrastar con algunas investigaciones anteriores que han demostrado resultados diversos, como los estudios que señalan que tener mascotas no aporta ningún beneficio a los niños u otros en los que el contacto con animales ofrecería protección contra resfríos y dolencias estomacales.

Pero ¡Ojo! Amigos, los autores del estudio en Finlandia destacan que su análisis se diferencia por haberse enfocado exclusivamente en el primer año de vida y no incluye la presencia de otros niños.

Yo Freud, vuestro amigo debo asegurar que estoy convencido de que los animalitos somos recurso saludable para acompañar el crecimiento de los bebitos. No lo dudo

 

 

 

Una crónica noticiosa
de Freud, el amigo de todos
yofreud@cantv.net

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés