Hermann Tertsch: Europa no se quiere suicidar

9 de junio de 2018

Europa y el caballo de Troya de los refugiados





E
l nuevo ministro del Interior y líder de la Liga, Matteo Salvini, ha horrorizado a biempensantes europeos, especialmente a políticos, periodistas, obispos, artistas y demás profesionales del sentimiento, con su anuncio en Sicilia de que comenzará de inmediato con la deportación masiva de inmigrantes.

Matteo Salvini

Matteo Salvini

Sin embargo, son cada vez más los europeos aliviados porque por fin surjan políticos decididos a hacer lo necesario para defender los intereses de sus compatriotas. No son solo esos millones de europeos que han visto deteriorarse dramáticamente su vida por la llegada de inmigrantes ilegales. Los que desesperan con el desprecio de los políticos hacia el impacto de esa inmigración masiva e incontrolada sobre su vida. Salvini se ha ido a Sicilia a reafirmar a sus compatriotas que inicia ya la expulsión de inmigrantes ilegales. Ha prometido deportar a 500.000 de toda Italia. Si lograra eso el ministro de la Liga Norte puede garantizarse una mayoría absoluta para mucho tiempo. Y personalmente se granjea para siempre la popularidad de un Mussolini.

Claro está que acomete una tarea ingente, si no imposible. Habrá de determinar de qué país viene cada uno y conseguir que los países de origen los acepten. No suele ser fácil ni cuando se repatria a media docena. Salvini quiere asegurar a los sicilianos que no es delirante la esperanza de retornar a una vida con cierta normalidad.

Sicilia refugiados
Les promete que la isla dejará de servir de campo de refugiados para lavar las conciencias de políticos en toda Europa que solo ven refugiados en la televisión. Como tantas islas griegas que languidecen como campos para unos refugiados que podrían estar, con el apoyo necesario, de vuelta en sus casas. Salvini será tachado de racista y fascista por un Pablo Iglesias protegido por su sólido muro de piedra y recién estrenadas puertas de seguridad en su casoplón de La Navata. Allí no le entra nadie. Tampoco en las mansiones de la Moraleja, La Finca o Pedralbes desde donde se blanquean conciencias con pagos a ONG que traen refugiados desde las costas africanas como traficantes cualquiera. Otros ricos humanitarios, artistas y banqueras progresistas también tendrán solemnes frases contra las deportaciones. Salvini deja claro que perseguirá la actividad de los traficantes cometan el delito mafiosos africanos, criminales árabes u ONG europeas.

Antirefugiados líderes
Cada vez son más los líderes europeos decididos a recuperar el significado y la vigencia de la soberanía territorial y de las fronteras, cuyo fin es proteger a su ciudadanía. Este domingo ganó las elecciones en Eslovenia Janez Jansa, otro de ellos. Por supuesto los medios le llaman desde «populista» a «ultraderechista», como a su amigo y vecino Viktor Orban. Como a todo el que no sea socialdemócrata. Todo quien crea en la aplicación incondicional de la ley y no en utilizarla o ignorarla a su conveniencia como Angela Merkel es un populista. Si encima defiende los intereses de sus compatriotas más débiles, que son los que sufren la presencia de la inmigración ilegal, y cumple sus promesas electorales es un peligroso ultraderechista. Se lo llaman ya hasta a Sebastian Kurz, el jovencísimo canciller austriaco que hace historia con un gobierno de coalición de derechas que es ejemplo anti-Merkel que triunfa en Europa. La socialdemocracia está decidida a disolver las naciones europeas para desmantelar las resistencias al igualitarismo impuesto y a sus experimentos de ingeniería social. La inmigración es un medio eficaz para ello. Hay mil indicios de que los europeos se rebelan contra lo que se les presentaba como una fatalidad inevitable: acoger a todo el Tercer Mundo que quiera venir. Hay muchos empeñados en que Europa se suicide como civilización. Pero cada vez hay más europeos que se niegan.

Hermhermann-tertsch-creditos-enero-2017ann Tertsch
@hermanntertsch

Periodista español. Columnista del ABC de España. Comentarista de Televisión







Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés