La tiranía cubana realizó más de 500 arrestos políticos durante junio

8 de julio de 2015

Brutal represión en Cuba

 

 

Lo denunció la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, que contabiliza los atropellos de la satrapía castrista contra la oposición. La represión también incluyó agresiones físicas

La disidente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) denunció hoy al menos 563 detenciones por motivos políticos en la isla durante el mes de junio, cifra inferior a la registrada en mayo pero “muy alta en el contexto hemisférico”.

Brutal represión en Cuba 2El informe sobre represión política que elabora mensualmente el grupo registra, además, 26 agresiones físicas a disidentes y 16 víctimas de hostigamientos, aunque advierte que en junio no tuvieron constancia de los llamados “actos de repudio” ni hechos vandálicos contra hogares de opositores.

Yuri Valle RocaComo acción más “inquietante”, la CCDHRN refiere la detención del reportero independiente Lázaro Yuri Valle Roca, nieto de Blas Roca, uno de los fundadores de Partido Comunista de Cuba y ex presidente de la Asamblea Nacional.

Según la comisión disidente, a comienzos de junio este reportero fue arrestado y “conducido al cuartel general de la policía política secreta (Seguridad del Estado), donde fue interrogado y amenazado”.

Posteriormente, fue llevado a un lugar despoblado donde “lo obligaron a arrodillarse mirando hacia el suelo, ocasión en que uno de los oficiales le puso el cañón de una pistola en la nuca”, según indica la CCDHRN en un comunicado.

La comisión calificó esta acción de “simulacro de ejecución extrajudicial” e informó que la víctima denunciará los hechos ante la Fiscalía General de la República.

Cuba represión contra Damas de BlancoEse reportero independiente envió una misiva sobre esos hechos a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), con sede en Miami, que se pronunció en contra del acoso que sufre, al igual que sus colegas, por documentar la represión contra las Damas de Blanco en sus marchas pacíficas por La Habana.

La semana pasada, Cuba y Estados Unidos anunciaron la reapertura de sus respectivas sedes diplomáticas en Washington y La Habana. Una manera de premiar a los Castro y aplaudir sus crímenes. Como Juan Manuel Santos con los asesinos de las FARC, Barack Obama sólo le interesa dejar algo en una gestión gris, y bien que miente cuando  expresa su preocupación por el respeto de los derechos humanos dentro de la isla.



Una Nota Informativa desde nuestra Mesa de Redacción
Fuente: Agencias




Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés