Putin en su momento menos popular

7 de noviembre de 2019

Putin sin popularidad




La mayoría de los rusos quiere un cambio “decisivo” en el país

Casi seis de cada diez rusos desean “cambios decisivos y a gran escala” en el país en medio del creciente descontento con las autoridades respecto a los niveles de vida, según una nueva investigación.

La proporción de este deseo de cambio alcanzó el 59% este año, frente al 42% en 2017, indicó el estudio del Carnegie Moscow Center y la organización de encuestas de Levada Center. Después de cinco años de estancamiento de ingresos en Rusia, el 24% dijo que deseaba mayores salarios, pensiones y niveles de vida, seguido por el 13% que buscó un “cambio de gobierno, presidente o autoridades”.

La encuesta realizada en julio a 1.600 rusos también descubrió que el 53% creía que las reformas necesarias solo eran posibles a través de “cambios serios en el sistema político”, en comparación con el 34% que pensaba que podrían lograrse bajo la estructura existente.

Sin embargo, solo el 4% identificó las reformas democráticas como necesarias, mientras que el 45% quería el poder concentrado en manos de un líder y el 74% favoreció la intervención activa del gobierno en la economía para controlar los precios.

Putin pierde popularidad foto 2
“Si el deseo de cambio político continúa creciendo al mismo ritmo que en los últimos dos años, pronto puede haber una demanda masiva de libertades políticas y opciones políticas”, escribieron en el informe Denis Volkov y Andrei Kolesnikov, quienes realizaron la investigación. “El estado claramente no está listo para esto, se está moviendo en dirección hacia un mayor autoritarismo”.

El informe surgió después de que Moscú fue testigo de las mayores manifestaciones contra el Kremlin en siete años este verano, cuando las autoridades se negaron a permitir que los candidatos de la oposición compitieran en las elecciones del ayuntamiento. Gran parte de la desilusión parece haberse establecido al comienzo del cuarto mandato del presidente Vladimir Putin en mayo del año pasado, cuando los investigadores encontraron que el 57% estaba a favor de una reforma importante en una encuesta similar.

“El deseo de cambio siempre está presente en la sociedad”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, a los periodistas el pasado miércoles en una conferencia telefónica, en respuesta a una pregunta sobre el estudio. “Es otra cuestión si alguien quiere cambios abruptos o cambios consistentes, fluidos y armoniosos”.

Putin pierde popularidad
Encuestas recientes han demostrado que la calificación personal de Putin se estabilizó tras verse afectada el año pasado por reformas impopulares de pensiones, aunque se mantiene muy por debajo de los máximos alcanzados después de la anexión de Crimea por parte de Rusia en 2014.

En medio de la creciente presión para cumplir las promesas de mejores niveles de vida, el gobierno está aumentando el gasto tras años de política monetaria y fiscal extremadamente restrictivas que limitaron el daño de la caída de los precios del petróleo y las sanciones internacionales por la crisis de Ucrania. El banco central también ha acelerado recortes de tasas de interés que pueden impulsar la economía en desaceleración, incluso cuando la gobernadora Elvira Nabiullina advirtió que el crecimiento será limitado sin reformas estructurales.

El estudio muestra que “las personas quieren cambios radicales, pero tienen miedo del costo social”, escribieron Volkov y Kolesnikov.


Una Nota informativa escrita por Ilya Arkhipov y Anya Andrianova





Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés