Un sueco y un ruso ganan en Venecia León de Oro y Plata

7 de septiembre de 2014

Mostra Venezia



“Una paloma que reflexiona en una rama sobre la existencia” (“A Pigeon Sat On a Branch Reflecting On Existence”, del inclasificable cineasta sueco Roy Andersson, se alzó hoy con el León de Oro de la 71 edición del Festival de Venecia. Esta obra poética en clave de comedia absurda sorprendió de inmediato a la crítica por su ambición estilística así como por su calado intelectual. La cinta carece de una estructura clásica y está compuesta por 39 escenas que en realidad casi se pueden contemplar de forma independiente.

Roy Andersson

Roy Andersson

“Resulta aburrido ver historias con un final donde todos están contentos. Yo tiendo a hacer historias sobre la vida del ser humano. Tras 25 años haciendo cine he dejado la narración tradicional y quiero seguir hablando del ser humano. No quiero contar historias, sino hacer cuadros sobre la vida”, señaló al presentar su trabajo el realizador (Gotemburgo, 1943) que invirtió cuatro años en esta película.

El León de Plata al mejor director, fue para el ruso Andrei Konchalovsky por “The Postman’s White Nights”, una historia con personajes reales de una aldea del norte de Rusia. Konchalovsky, hermano mayor de Nikita Mijalkov, acompaña con su cámara a estos aldeanos en un trabajo en el que se diluyen las fronteras entre el documental y la ficción. Andrei Konchalovsky


Una Nota Informativa desde Nuestra Mesa de Redacción
Fuente: Agencias

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés