La historia detrás de la única foto de Marilyn Monroe con el presidente John F. Kennedy

7 de agosto de 2018

Marilyn Monroe con el presidente John F Kennedy Foto sepia



La escena es famosa y casi legendaria: Marilyn Monroe, icono de la belleza de Hollywood, cantándole el ‘feliz cumpleaños’ al entonces presidente John F. Kennedy durante un evento público el 19 de mayo de 1962. Marilyn tenía entonces 36 años y Kennedy celebraba sus 45 en un evento que, por añadidura, catalizó los rumores sobre la posible existencia de una relación íntima entre la estrella y el mandatario.

Y aunque hay testimonios y diversos indicios que apuntan en que en efecto hubo en algún momento algo entre ellos (y también entre Marilyn y Robert Kennedy, hermano del presidente y entonces procurador general de Estados Unidos), prácticamente no existen documentos que los muestren juntos.

Salvo una sola fotografía, tomada la noche después del citado evento, por quien era fotógrafo oficial de la Casa Blanca, Cecil Stoughton, dentro de la casa en Nueva York de Arthur Krim, ejecutivo de Hollywood que fue en aquella ocasión anfitrión del presidente, de Marilyn y otros invitados selectos.

Marilyn Monroe con el presidente John F Kennedy
Esa foto sería la única que muestra a Kennedy y a la actriz juntos y, en el aniversario de la muerte de Marilyn a causa de una sobredosis el 5 de agosto de 1962, unas cuantas semanas después del famoso cumpleaños, ha cobrado nuevo interés.

La razón, como narra la revista Time, es que la casa de subastas Lelands se dispone a vender la que sería la única copia existente de esa foto impresa directamente por Stoughton del negativo original. (Aunque, como señala Time, otra versión de esa foto está en los archivos de la revista Life).

En realidad, la imagen es interesante por ser el único documento que muestra al presidente Kennedy en compañía de Marilyn, aunque en realidad muestra al mandatario casi de espaldas y a su hermano de costado. No fue posada, sino captada en el momento.

A ninguno se les puede ver realmente la expresión de sus rostros, por lo que no queda claro si el presidente y el fiscal estaban emocionados, risueños, apáticos, preocupados o molestos con estar en presencia de Marilyn, y ella misma, con los ojos parcialmente cubiertos por el pelo, muestra una sonrisa que parece un tanto seca. Su escote en el famoso y rutilante vestido que usó para cantar el “feliz cumpleaños” a Kennedy es, en realidad, lo que más destaca en la escena.



Y sería importante, para el valor de esa placa, el hecho de que al parecer se instruyó a Stougthon no fotografiar juntos a la actriz y al presidente. La foto sería prueba de su desobediencia y por ello la toma habría sido rápida y furtiva.

Se ha mencionado que si Marilyn tuvo affaires con uno o los dos hermanos Kennedy en la foto, para el momento en que ésta se tomó esas relaciones ya estarían en proceso de enfriamiento, aunque en el imaginario de la sociedad estadounidense haya quedado marcada como una triangulación escandalosa y fascinante.

En el fondo de la foto, indica Time, aparece además el cantautor Harry Belafonte (que también cantó en el citado evento) y a la derecha, él sí con el rostro y la sonrisa muy visibles, el historiador Arthur Schlesinger, quien luego escribió un libro sobre la campaña y la presidencia de Kennedy.

Marilyn Monroe con el presidente John F Kennedy y Robert Kennedy
Han pasado ya 56 años desde que se tomó esa fotografía y tanto Marilyn como John y Robert Kennedy tuvieron destinos trágicos. Pero la imagen queda allí, para generar nuevos comentarios, evocaciones a un pasado singular, chismes y, habrá que ver, cierta cantidad de dólares en subasta. Su precio mínimo, de acuerdo al catálogo de Lelands, es de 2,500 dólares.


Jesús Del Toro
@JesusDelToro



Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube