Bielorrusia quiere llenar a Lituania de refugiados

7 de julio de 2021

Irakies en Lituania





El dictador bielorruso Viktor Lukashenko ha decidido imitar al Rey Mohamed VI de Marruecos y ha empezado a permitir el paso de emigrantes sin documentación hacia la frontera europea más próxima que es la de Lituania.


En junio fueron más de 410 personas las que cruzaron ilegalmente la frontera entre Bielorrusia y Lituania una cifra que es muchísimo más alta de lo que se había registrado en la suma de los cuatro años anteriores. El Ministerio del Interior de Lituania ha acusado a las autoridades bielorrusas de ayudar a los migrantes a cruzar la frontera e ignorar la necesaria colaboración con los responsables policiales de Lituania. La actitud de Bielorrusia se considera una respuesta a las sanciones impuestas por la UE al régimen por haber desviado por la fuerza un avión de línea para poder detener a un disidente exiliado que viajaba de Atenas a Vilnius.

La mayoría de las personas que han entrado en Lituania son iraquíes que han viajado en avión desde Bagdad hasta Minsk y desde allí se limitan a cruzar la frontera con Lituania sin ser inquietados por los guarda fronteras bielorrusos. Las peticiones de cooperación que realizan las autoridades lituanas son ignoradas por la dictadura de Lukashenko que justifica la situación aduciendo que se debe al alivio de las restricciones para viajar que se habrían decretado en numerosos países.

En los primeros seis meses de este año, Lituania ha recibido el doble de inmigrantes ilegales que en los cuatro años anteriores juntos. La gran mayoría de los que han cruzado la frontera hacia Lituania vienen de Oriente Medio, dos tercios son iraquíes. También hay numerosos iraníes y sirios. Atraviesan la frontera en grupos por zonas boscosas gracias a la pasividad de las autoridades bielorrusas y una cuarta parte son niños. La mayor parte llegan sin documentos o con papeles muy dañados e insisten en hablar solamente kurdo, lo que complica mucho la gestión de la Policía lituana.

La cuestión ha llegado al Parlamento Europeo donde esta semana va a ser discutido en el Pleno. El líder del grupo popular, el más grande de la eurocámara, ha adelantado que pedirá el despliegue de la agencia de fronteras Frontex en Lituania para tratar de controlar la situación y ha pedido al mismo tiempo que se inste a las autoridades iraquíes a que acepten un acuerdo de readmisión para que se haga cargo de los ciudadanos que no cumplan las condiciones para permanecer en territorio europeo.


Una Nota Informativa de Enrique Serbeto, corresponsal del Diario ABC de España en Bruselas




Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube