Publicaciones engañosas de Rusia en español posicionan a la vacuna Sputnik V

7 de febrero de 2021

Sputnik V




Expertos en ciber-desinformación aseguraron que existe una campaña de medios de comunicación para promocionar la vacuna de Rusia, Sputnik V, por lo que lanzan noticias sin sustento informativo sobre otras vacunas contra la COVID-19, reportó The New York Times.

La tesis sostiene que se trata de prensa respaldada por el Gobierno de Rusia. Cientos de vínculos a sus notas informativas insinuaban que las vacunas estadounidenses Pfizer y Moderna estarían relacionadas con fallecimientos, sin exponer informes científicos corroborables en el texto.

La embajada de Rusia en Ciudad de México ha reforzado esta campaña en idioma español en las redes sociales. Por lo que se ha investigado, la estrategia está enfocada en penetrar en los países de América Latina.

El vocero del grupo que monitorea la desinformación rusa, Bret Shafer, de la Alianza para Asegurar la Democracia, corrobora la campaña de Rusia. “Casi todo lo que están promoviendo sobre la vacuna está manipulado y fuera de contexto (…) Todas las notas negativas o temas que salen sobre alguna vacuna fabricada en Estados Unidos se amplifican mientras inundan con cualquier informe positivo sobre la vacuna rusa”, dijo a New York Times (NYT).

Por su parte, un investigador en desinformación en la organización First Draft, Jaime Longoria, también afirmó que existe una narrativa en contra de las demás vacunas contra el COVID-19.

“Este fue un intento coordinado, en parte una campaña de Relaciones Públicas y en parte desinformación. Es una de las operaciones más amplias que hemos visto para promover una narrativa alrededor de la vacuna en América Latina, y parece haber surtido efecto”, dijo a NYT.

SPUTNIK V

Sputnik V caja
La Sputnik V, que empiezan a anhelar los países desarrollados, ya se inocula en brazos argentinos o bolivianos.

Además de Argentina y Bolivia, la vacuna Sputnik V ya ha sido registrada o solicitada por México, Venezuela, Paraguay, Nicaragua y Panamá -los tres últimos en esta semana-, a lo que hay que sumar de momento otros 11 países en el resto del mundo, entre ellos aliados del Kremlin como Irán, Serbia y Hungría.

Los países de la Unión Europea, Canadá y Estados Unidos han mirado con reticencia y bastantes dudas el desarrollo de la inyección rusa; sin embargo, el reciente estudio publicado por la prestigiosa revista The Lancet, que corrobora su efectividad por encima del 91%, y la escasez de provisiones por parte de los laboratorios occidentales empiezan a resquebrajar esos muros levantados por la geopolítica.

Según Vanni Pettinà, profesor de Historia del Colegio de México y especialista en las relaciones entre Rusia y Latinoamérica, las grandes potencias desconfiaban de la eficacia de los estudios de la vacuna de Rusia, rodeados de “secretismo”.

“Rusia, tras la caída de la Unión Soviética, se ha tenido que cerrar a la exportación de sus recursos naturales, pero ha jugado muy bien con los pocos puntos de fuerza con los que contaba: un régimen estable en medio de las crisis económicas y políticas, un Ejército capaz y ahora una gran inteligencia para hacer política con la vacuna (Sputnik V), aprovechándose de las contradicciones de nuestras democracias”, expresó.

Una Nota informativa desde nuestra Mesa de Redacción. Fuente: Agencias



Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube