Luis José Uzcátegui: Histriones acorralados en América Latina

6 de marzo de 2016

Izquierda infame

 


Cuenta la historia que el pensamiento del moribundo Nerón fue: Qualis artifex pereo (¡Qué gran artista perece!) era también el pensamiento de Augusto moribundo: ¡Vanidad e histriones! ¡Charlatanería de histriones! Con el más reciente show de Lula en Brasil (llorando, gimiendo y sacudiéndose) se evidencia que América Latina está dejando atrás una época de desgracia -y maldición- caracterizada por gobernantes que se especializaron en mentir. El difunto Chávez, la Kirchner, Correa, Evo, Lula, Dilma, Bachelet y Maduro con sus actos desde hace 3 años mostro la caída estrepitosa de estos personajes que forman parte de una época atroz y bestial, por lo menos para Venezuela. Para morir en silencio, para dejar el poder con la hidalguía de un Tiberio hay que ser genuino y no un actor.

Qué puede pasar por la cabeza de estos gobernantes que sustentan su vida política en vanidad, charlatanería y fantochería: Ansias inusitadas de poder, necesidad incoercible de sentirse alagados, ebriedad inmensa de cosas absurdas a lo cual se llega a través de corrupción y dinero o acaso la impulsión macabra multicolor que genera la maldad.

¿Y cuál es la mejor herramienta que utilizan estos histriones? Sin duda que la mentira. Mienten para encubrir, falsificar acciones, evadir trasgresiones, justificar la corrupción e inclusive mienten para esconder sus deseos e impulso “enfermos”: La intención subyacente a tales mentiras es obvia, disminuir el grado de culpabilidad.

Mentiras del histrión
También mienten para eludir responsabilidades, con total cinismo admiten el acto pero trasladan la responsabilidad cambiando los papeles: La escasez es culpa del pasado, de los americanos, de los gobiernos anteriores o de los diablos danzantes de Yare

Mienten para calumniar, no les interesa a quiénes se lleven por delante con sus mentiras. No le importa destrozar madres, familias, empresas y millones de seres. La difamación puede ser tanto ofensiva como defensiva: Se acusa a un inocente de haber cometido un delito; pero también se acusa a muchos inocentes de los delitos que son cometidos por los histriones.

Lo más cierto, lo más real, lo más macabro y lo más difícil para sacar del poder a estos histriones es que: !Piensan que en el mundo de falsedad y atrocidad en el cual viven es el mejor mundo de todos!


Luis José 7 de febrero 2015
Luis José Uzcátegui

Médico psiquiatra y antropólogo
ljuv2000@gmail.com / @LuisJUzcategui

Su más reciente libro “La Miedocracia. Venezuela, el país del miedo”






Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés