Dita Khon de Cohen una gran mujer vivificante y única

5 de agosto de 2019

Dita foto semblanza




Siempre digo que los homenajes se hacen en vida y entendiendo la palabra como reconocimiento a una persona por sus virtudes, méritos y su entrega a nobles causas, nada más oportuno que ahora que vive, y a pesar de tantos dolores y pérdidas recientes, pero lúcida y cada día más sabía, rendirle un justo tributo a una gran mujer amada por todos que se llama Dita Khon de Cohen.

Dita e Ivonne 765654
Hay tantos que escribir sobre ella, que esta semblanza podría ser demasiado larga, porque habría que enumerar todo lo bueno de Dita y lo referente a ella y sus obras.

Empezaré diciendo que la estrecha amistad con ella, como mi gran afecto y admiración, no dejarán de ser objetivos en este momento cuando me propongo hacer una semblanza de esta guerrera de la vida que simplemente quiere que la llamen Dita.

Dita muetra el libro
Tomaré de su libro biográfico su propia descripción: «Toda mujer, si así lo desea tiene el derecho de tener su propio Yo, su espacio y la posibilidad de realizar una actividad que sea importante para ella aun cuando no tenga que ver directamente con su familia. Yo amo a mis hijos, amo a mi esposo, pero también ha sido vital para mí librar mi huella». Huella trascendente -agrego yo- porque es mucho y grande lo que que va a dejar espiritual y moralmente a toda su familia y los que han estado cerca de ella.

Afortunadamente, Dita es fuerte y a pesar de que ha tenido que enfrentar dos lutos muy grandes como la partida inesperada de su amada hermana Marianne y luego la de su compañero Salomón, ella goza de una gran vitalidad física y espiritual, por lo que es de prever que llegara ¡hasta los 120!

Yo me permito referirme a ella como una de sus cuaimas (Que según los entendidos es un vocablo que proviene del nombre de una serpiente típica de Venezuela que es llamada cuaima: “La Lachesis Muta Muta, muy silenciosa, hermosa y larga, pudiendo medir hasta 4 metros, cuyo veneno es mortal”), palabra que aunque no define exactamente como somos las que pertenecemos a este privilegiado grupo, es la que le asignamos a nuestro chat y a nuestros encuentros que pretenden ser viperinas como cuaimas reales pero somos palomitas dulces e inocentes en la realidad .

Las cuaimas completas
Hace ya tantos años que conformamos el grupo solidario como los mosqueteros con la diferencia que éramos en vez de tres, la suficiente cantidad de ocho y ni una más para que no se perdiera nunca la intimidad y el compartir en una mesa redonda nuestros encuentros que terminan siendo verdadera terapia de grupo y son más eficaces que una sesión psiquiátrica.

Cuando decidimos y logramos reunirnos todas, es una verdadera fiesta, porque aunque no lo crean, sabemos reírnos y hablar de todo menos de los demás, de política, de los maridos y de los problemas domésticos. Y así nos divertimos como niñas y me es difícil explicarles el goce de estas reuniones que nada tienen que ver con las conversaciones de sifrinas, de mujeres envidiosas y competitivas y mucho menos de simples amas de casa que traen a sus encuentros problemas domésticos .

Quizás porque cada una de nosotras está de retorno después de haberse sentido realizada cada una en su campo y ahora dispone de más horas libres para dedicarlo también a su disfrute personal y libres de compromisos laborales y con hijos grandes.

Si a ver vamos, somos muy diferentes pero a la vez coherentes y así logramos compactarnos en un grupo único, Irrepetible, invencible, donde priva y nos une un gran afecto, un inmenso respeto capaz de solventar cualquier lógica diferencia, una extremada solidaridad, un deseo de permanecer juntas en nuestra adultez y pasarlo bien juntas.

Cuaimas todas
Voy a tratar de hacer una breve descripción de este grupo maravilloso donde a Dita se le ha asignado el rol de Madre Superiora por muchos motivo como el de liderar y saber cohesionarnos.

De nuestra adorada Marianne que decidió partir cuando vio disminuida su salud precaria y no aceptó tratamiento que sabía inútil, es mucho lo que aprendimos : una elegancia innata que no distinguía firmas en el vestir porque cualquier cosa parecía en su espigado cuerpo un atuendo exquisito y de gran modisto aunque ella a veces nos confesaba que era ropa de su hija Ilana que se había adelgazado y le había donado sus pantalones y vestidos que ya no le quedaban bien.

Marianne 5
Marianne era la gran intelectual del grupo, la filósofa, la mujer que siendo una niña de apena once años, cuando supo del Holocausto, escribió un hermoso y delirante poema que aún Dita nos lo recita cuando se lo pedimos para hacerla viva en nuestro encuentros; era además muy bella y parecía una estrella del Gran Cine, siempre cálida, fina, dulce y divina como su famosa torta de chocolate que nos preparaba cuando nos invitaba a su hermoso apartamento.

Dita y Marianne
Asumía con humildad ser la mayor del grupo y se portaba responsablemente como tal y no se cansaba de repetirnos que la actitud en la vida frente a lo que nos sucede, es lo más importante. Se nos hace difícil olvidar cuando en alguna reunión se hablaba de algún poeta y de inmediato las dos hermanas Khon, nos recitaban los versos de Lorca, Manrique y otros famosos.

Marianne dejó un gran vacío que ninguna otra podrá nunca reemplazar en nuestro solidario grupo.

Dita y Mariane 343212
A Dita la regañaba a veces como cuando de pequeñas, ella debía esconder a sus padres de las tremenduras de su hermanita que de ella aprendió y supo de Kafka, de Kant, de Sartre y otros filósofos que fueron sus lecturas desde muy joven.

Ella fue y será siempre la profesora suave, firme en sus convicciones y hasta su partida, fue obsesiva en su empeño de hacer de la Coexistencia la única forma de superar las diferencias raciales y religiosas como un modo de vida más amable y tolerante para evitar guerras fratricidas. El Espacio Ana Frank con sus múltiples actividades culturales fue creado por Marianne y Dita con este propósito.

Marianne y Dita riendo
Cuando nos reunimos ahora sin su adorada presencia, creo que todas la sentimos presente compartiendo con sus cuaimas a quienes amaba y parece siempre verla llegar con esa sonrisa inolvidable. Marianne está siempre en nuestros mejores recuerdos y su legado está firme.

A las personas que siempre les ha llamado la atención este Cuaimato, les daré una brevísima información de quienes somos, pero no lo diré todo… como los masones. 

Todas las Cuaimas sin Dita
Por ejemplo, Marylinda Bendayan por su disciplina y su espíritu ejecutivo la hemos nombrado como la coordinadora de nuestros encuentros y solo ella puede hablar de su infinita paciencia para cuadrar las agendas de cada una para hacer realidad nuestras reuniones.

Dita y Marylinda 3212
Marylinda la de la sonrisa ancha y muy nuestra es muy especial, detallista, pendiente de todo y de todas con un don de gente inigualable. Todas sentimos algo especial por ella y nos sentimos muy mal cuando se enfermó y hoy admiramos como logro superar su gravedad y volver como si nada a nuestros encuentros… ¡Siempre sencilla, cálida y llena de virtudes como esposa, madre y muy abuela!

Si algo dice de nuestra plural convicción por la coexistencia es la participación protagónica de Eleonora Bruzual en nuestro grupo que creo que por pura casualidad es judío, con excepción de ella que es una católica defensora a ultranza del Estado de Israel y a veces pienso que su abuela hebrea tuvo mucho que ver en que ella se sienta de corazón judía.
Eleonora foto 2018
Eleonora es un personaje absolutamente auténtico, irreductible en sus convicciones, siempre dispuesta sin miedo alguno a denunciar injusticias y hechos que otros callarían… Es vehemente pero muy prudente y si sabe que algunas de sus opiniones pueden chocar con las de las otras, prefiere callar para mantener la amistad por encima de todo.

Ella es un ejemplo más de coexistencia y todas la admiramos por su bagaje intelectual y su valentía cuando escribe sus artículos cuyos contenidos viajan a través de su portal Gentiuno.com y otros medios electrónicos internacionales. De Gentiuno hay que decir que con mucho esfuerzo y tenacidad mantiene en las redes como un lujo en un país que ha caído en la mediocridad intelectual.

Dita Ivonne y Eleonora
Por cierto, nunca olvido que cuando salí de mi ejercicio público como Alcaldesa de Baruta, fue ella quien me invitó a reunirme con estas interesantes mujeres que empezaban a conformar este grupo que nunca supe porque y a quien de nosotras se le ocurrió llamar Cuaimas.

Diana Benshimol foto 2018
Diana Benshimol, quizás es la más afrancesada del grupo porque ama la buena ropa y se preocupa de su imagen que renueva cada vez que viaja y regresa con nuevo corte de pelo y conjuntos muy adecuados a su figura y a su belleza como la de las Óperas de las cuales es una gran apasionada.


Diana Benshimol
Últimamente -después de quedar viuda- la sentimos desolada por la ausencia de su amado Alberto y a todas nos provoca hacer algo por quitarle esta tristeza, por eso nos alegra mucho cuando como buena acuariana creativa inventa y realiza viajes de aventura como el que está haciendo en estos días para África y así se aleja un poco de su pena hasta que vuelve y se empeña en hacer de su apartamento una hermosura con esas orquídeas y esa vista espectacular al jardín. A pesar de su innato y gracioso despiste, es la más constante en demostrar su afecto a cada una de nosotras y no se conforma con interactuar en nuestro chat que no para todo el día, sino que siempre tiene un detalle con una llamada personal para saber cómo estamos o visitarnos cuando estamos enfermas. La tuve muy cerca en mi reciente hospitalización y era la que mantenía informadas al resto de las cuaimas de mi salud, gesto que agradeceré eternamente .

Paulina Gamus es otra de las cuaimas y es un privilegio tenerla por su inteligencia del cual proviene su fino sentido del humor. En ella hay siempre una oportunidad de aprender a vivir sin quejarse nunca, de su renovado optimismo, de su clara percepción política y sobre todo de saber ver lo bueno cuando a uno se le hace imposible. Su agudo criterio y análisis nos enseña a resistir y ver las cosas con menos emoción y más objetivamente. De ella admiramos que como ella misma se define (a mí me resbala todo) que nada ni nadie le amarga la vida que disfruta intensamente y con la misma sensualidad como cuando disfruta comer un postre llamado “Negro en Camisa”.
Paulina Gamus foto reciente
Nos sentimos muy orgullosas de ella cuando la acompañamos a la presentación de sus dos libros cuya lectura es muy amena porque revela la Paulina capaz de recordar con humor su pasado político y de haber podido con esmero recopilar textos y recortes curiosos y ocurrentes.

Me toca ahora describir a la inigualable Celina Bentata quien por su glamour hace del Cuaimato una exquisitez.

Celina entre calas
Ella no sólo es la más premiada arquitecto de nuestro país, sino que es muy conocida por su gran labor como Secretaria de Cultura del Instituto Venezolano Israelita, un esfuerzo más de entendimiento y convivencia ya que logró que muchas relevantes figuras trabajen y aporten ideas para el desenvolvimiento de las buenas relaciones y acuerdos culturales importantes de Venezuela con Israel.

Celina e Ivonne 2
Actualmente, debido a la inseguridad del país, los hijos de Celina, decidieron llevársela a Miami, lo cual para ella no es de su total agrado y sin embargo sigue desde allá trabajando en lo que venía haciendo. Hace poco inauguró un bellísimo edificio de oficinas en Hallandale y tiene proyectos en otras ciudades americanas y en su hermoso apartamento de Aventura su salón es hoy un lugar privilegiado para reunir gente de primera intelectualmente que ella mezcla con gran sabiduría y elegancia. Hace poco fue incorporada a una Enciclopedia Internacional de mujeres arquitectas.

Celina al piano
En Miami a Celina solo, le faltan sus cuaimas, algunas de vez en cuando la visitamos, pero la extrañamos aquí en nuestras reuniones donde siempre llegaba espectacular y cuando nos invitaba en su precioso apartamento, se sentaba al piano a deleitarnos con la música que es otra de sus pasiones, haciendo que la tarde fuese inimitable puesto que ninguna otra de las cuaimas toca el piano aunque algunas como Paulina, Marylinda y creo que también Diana, saben cantar, pero no lo hacen frecuentemente. La otra integrante del Cuaimato es la que escribe esta nota y a decir verdad, después de mi carrera como actriz y política donde me he sentido muy feliz y realizada, ahora que mis padres se han ido y mi único hijo Jonathan vive afuera, me queda la cálida compañía de Leopoldo y la ilusión de encontrarme con mis cuaimas que disfruto muchísimo.

Hice este paréntesis de quienes son las cuaimas para seguir con el propósito de esta nota. Es un reconocimiento que cada una de nosotras querríamos hacer a Dita porque como la define Marylinda, ¡Es nuestra madre superiora!, ella decide y hace planes fantásticos para reunirnos siempre y nos involucra en todas sus actividades que cada día crecen como su bella familia y lo bonito es que quiere compartir con nosotras las alegrías de las bodas, compromisos y nacimientos y es un ejemplo incomparable de cómo ha logrado mantener con mucha inteligencia y amor su grupo familiar de la cual es la Matriarca y un faro que ilumina sus vidas.

Dita linda
A nadie se le escapa ver los ardides de Dita para que todos estén felices. Creo que es su misión de vida: Dar, dar y dar calladamente y sentirse privilegiada por Dios de poder ayudar donde hay que hacerlo por obligación moral cuando se puede… ¡Y para Dita nada es imposible! Es un prodigio como logro compaginar tantas cosas exitosamente en su vida: criar 6 hijos y a la vez graduarse en la carrera de Economía, dedicar un tiempo al Teatro, su gran pasión y donde se destacó como fundadora de Prisma y productora en los tiempos en que el teatro era para héroes en Venezuela y al mismo tiempo ser esposa de un hombre humilde que logró ser un destacado empresario, dándole incondicional apoyo para que triunfara y haciéndose cargo ella de obras sociales importantes y sobre todo de hacer un gran familia, enseñando a sus hijos, nietos y ahora bisnietos que el amor es un propósito de vida que puede vencerlo todo y que hay que comenzar a crear un núcleo sólido como pareja y luego familia capaz de vencer todas las diferencias y ser así ejemplo de coexistencia, base de una sociedad más justa y más humana.

Dita y Salo 9090
Por último, una sola anécdota de la intensa vida de Dita que puede describirla mejor: Cuando ella y Salomón cumplieron 50 años de casados, él le preguntó qué regalo podía hacerle y ella le salió cara porque le pidió ni más ni menos que un Colegio para Israel que cuenta hoy con casi 2000 alumnos…

Y hablar de sus obras sociales que ha motivado a seguir su ejemplo a sus hijas y nietas, sería interminable, pero lo más grande son sus obras anónimas… Ella procura que sean anónimas, pero todos sabemos cuánta gente ella ayuda con generosidad y como eso la hace inmensamente feliz porque nació para servir y Dios puso en sus manos la posibilidad de hacerlo.

Familia Cohen parte
Por último debo destacar que su liderazgo dulce e inteligente, ha logrado hacer de los Cohen un ejemplo de unidad familiar como pocas.

Ahora dejó que cada una de las cuaimas exprese lo que siente por Dita.

Marylinda Bendayán y sus historias con Dita:

Marylinda y Dita
¿Quién es la Dita que yo conozco?

Conozco a Dita desde hace 50 años aproximadamente, lo cual no es poco decir.

Para mí representa el grado superlativo de la persona inteligente, brillante, sensible, particularmente conocedora del espíritu humano y de cómo enfrentarlo y darle adecuada respuesta a cada uno por separado; práctica, amplia, bondadosa y humana además de humanitaria. Excelente esposa, mamá y amiga, dadivosa y justa con todos los que la rodean… y también con quienes la necesitan.

Creo que es una adecuada y justa imagen de muestra amiga, aunque si es por describirla, se podrían llenar unas cuantas páginas.

Diana Benshimol rememora momentos con Dita:

Diana y Dita
¿Cuándo la conocí? Hace tanto que ya ni me acuerdo, desde siempre y seguro entre un 20 y un 21 de enero, fecha de nuestros cumpleaños.

De repente, un ser especial se convirtió en mi gran amiga y no sé cómo fue…

Solo que de pronto me vi bajo su ala protectora, nos unían muchas cosas y tuvimos experiencias extremadamente gratas como nuestros viajes por toda Venezuela. Nuestros hijos se hicieron amigos y cantaban juntos en el autobús “Mamy Blue“, canción muy de moda en esa época.

Dita junio 2019
Dita toda su vida con una hiperactividad Incansable que siempre admiré, un corazón grandote que no le cabe en su pecho y un entusiasmo sin límites y siempre dispuesta a nuevas actividades. Sencilla y cultísima, muy preparada para enfrentar cualquier eventualidad de la realidad venezolana en todos los tiempos y una memoria que envidio…

Afortunadamente, a pesar de los años transcurridos y las distancias interpuestas, reencontrarla y abrazarla es como si hubiese ocurrido hace minutos.

He tenido y tengo la suerte de ser su amiga y a veces pienso que es mucho más que eso…

Celina Bentata, lineas que retratan:

Conocí a Dita cuando ambas éramos muy jóvenes.

Para sintetizar puedo decir que es una persona polifacética y carismática.
Celina y Dita
Siempre admiré en ella su don de gente, su liderazgo en cualquier entorno y aunque pareciera una persona suave y dulce, siempre imponía su criterio con argumentos válidos y certeros.

Logró reunir a toda la familia de Salomón a su alrededor y ser una especie de líder de ese grupo.

También en su numerosa familia siempre fue la que dictaba las pautas y como en la canción ranchera… y su palabra es Ley.

Como amiga es incomparable, pendiente de los problemas de los demás y su generosidad no tiene límite.

Gracias a ella, las Cuaimas seguimos unidas y siempre está lista para lograr que nuestros encuentros sean continuos y alegres.

Paulina Gamus la esboza:

Paulina sonreída
Ser breve cuando se trata de Dita es realmente una hazaña.

¿Cómo resumir en una o dos cuartillas su vida llena de logros y acciones generosas?

He tratado de elegir a cuál de todas esas cualidades y logros referirme sin ser reiterativa: A su filantropía tan alejada del exhibicionismo, algo que en Dita es parte de su justificación de vida… O su judaísmo llevado con orgullo y con la responsabilidad de ser solidaria con sus congéneres y con el Estado de Israel.

Dita y Paulina
Su amor por Venezuela el país que recibió a sus padres venidos de Europa al borde de la catástrofe y donde su hermana Marianne y ella nacieron y se hicieron mujeres importantes, para mi imprescindibles…

¿Su voluntad en ser algo más que una ama de casa y madre de familia, cuando decidió, entre embarazo y embarazo, ser economista graduada en la UCV? ¿Su pasión por el teatro que la hizo destacada promotora de las artes escénicas?

¿Su empeño en perpetuar la gesta de los sobrevivientes del Holocausto llegados a Venezuela, al promover la edición de libros y la filmación de documentales con esos sus testimonios?

¿Su compromiso con la búsqueda de la paz y la coexistencia entre venezolanos de distintos credos y sectores, que se promueve en Espacio Anna Frank, una de sus criaturas más exitosas?

Cohen Family 2
De todas esas realizaciones y obras, voy a elegir la que para mí es la más importante y prodigiosa: Su familia. Al lado de su esposo Salomón Cohen Levy, levantó 6 hijos que le han dado veintitrés nietos y un número creciente de bisnietos que ya supera los cuarenta. Eso podría no tener mayor importancia si no fuera por la armonía y el vínculo estrecho y amoroso que une a esa gran familia que nuestra inolvidable Marianne llamaba «un pueblo”.

Que todos esos hermanos, primos sean parte de una misma empresa y ningún desacuerdo haya quebrado la unidad familiar no es un mérito, es una proeza que Dita logró con su inteligencia singular y con su capacidad de comprender y amar.

Eleonora así se expresa de Dita: Dita en pocas líneas

Eleonora con Dita 2018
Una de mis queridas amigas dijo que para hablar con propiedad y justicia de Dita, se requerirían una o varias cuartillas, y es cierto. Pero Ivonne nos pide que cada una de las que integramos con ella el grupo de las Cuaimas lo hagamos de la manera más corta… Y sí que se puede, si damos a esa nuestra Dita los sinónimos que la definen.

Aquí van: Humanidad, generosidad, lealtad, sencillez, buen humor, madraza de sus hijos y hasta de sus amigos, porque en ella además de esa amiga percibimos la madre que nos quiere, nos protege y nos guía.

También la bonhomía que es un galicismo que me encanta y que aglutina además de sencillez, bondad sin perder por ello carácter y a todo le suma buenas y reales maneras, esas que arropan, que cuidan, que nutren.

Dita y Eleonora 454321
Dita que cuando llama y dice Esther Kohn de Cohén, de repente me sale un ¿Quién? porque conservó ese bello mote de niña cuando la llamaban “Gordita” y el tiempo se fue comiendo letras y dejó Dita con su dulzura, su candor y su musicalidad. La Dita hermanita menor de nuestra inolvidable Marianne, Dita la gran mujer de su amado Salomón…

Eleonora Libro Dita
Ya una vez, en la presentación de su libro “Cuentos de mi vida”, donde se me convidó a hablar tomé de un verso sencillo de José Martí, la frase “Y pasó el tiempo y pasó…” y la bordé con otras. Y sí, pasó el tiempo y pasó… y mil cosas maravillosas han sucedido, y volveré a comentar mi alegría por la fortuna de habérsele ocurrido a Marianne y a Paulina invitarme un día a almorzar y entre bocado y bocado nació la idea de hacer costumbre esos momentos, y volvimos, y en esa segunda vez ya estaba Dita, con su vitalidad de potro al galope, con su dulzura de miel y su lealtad como ejercicio diario. Y fueron llegando más amigas entrañables hasta sumar ocho. Podría como ya antes escribí, decir y decir, pero no, sólo para cerrar estas líneas agregaré ¡Dita consentida de nuestros corazones y nosotras del de Dita!

Así con esta palabras llenas de amor y admiración, hemos querido las cuaimas dejar un testimonio humilde de cuánto estimamos su amistad y cuanto la queremos!

Dita e Ivonne
Ya completadas las opiniones de todas, yo en Caracas, y desde mi lecho recuperándome, ésta ha sido mi primera tarea, tal es el compromiso de terminar este homenaje que a nombre de las Cuaimas le debíamos a quien con amor, buen humor y amistad llamamos nuestra Madre Superiora Dita Cohen.

Semblanza y recopilación testimonial realizada por Ivonne Attas 
Periodista y política venezolana
ivonea.calderon@gmail.com
@ivonneattas2



Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés