Técnica microarrays da nuevas esperanzas a los enfermos de cáncer

5 de agosto de 2015

Técnica microarrays




La ‘técnica microarrays’ consiste en analizar centenares o miles de genes al mismo tiempo para definir la terapia contra el cáncer más eficaz y menos tóxica. Ésta triplica la supervivencia en pacientes con tumores sin opción de tratamiento convencional, según el Hospital Quirón Torrevieja.

Técnica microarrays 2La Plataforma de Oncología de este centro hospitalario ha publicado recientemente en el American Journal of Clinical Oncology los resultados de un trabajo que iniciaron hace más de cuatro años de medicina personalizada del cáncer. “En este estudio se muestra que se ha logrado encontrar una alternativa terapéutica efectiva en pacientes con tumores resistentes a la quimioterapia y para los que se consideraba que ya no había opción de tratamiento”, han afirmado.

Los datos del estudio publicado reflejan que aproximadamente el 70% de los pacientes evaluables para la eficacia de este procedimiento obtiene beneficio clínico: un 30% presenta reducción del tamaño tumoral y en un 40% la enfermedad tumoral se estabiliza durante unos meses. Los que experimentan esa disminución consiguen además un aumento significativo de la supervivencia libre de progresión tumoral.

“El 70% de pacientes que alcanza un beneficio clínico con este procedimiento presenta una supervivencia superior (media de 13 meses) a los que no se benefician, que sólo tienen una media de supervivencia de cuatro meses”, ha concretado Ramón G. Manzano, responsable del Consejo Genético del hospital. Con la ‘técnica microarrays’ se hace un análisis genético de los tumores, que permite identificar de forma clara y directa, entre cinco y ocho fármacos que combaten cada caso concreto, así como una lista de medicamentos a los que el tumor es resistente.

“Esto es posible por el uso de técnicas genómicas, como la secuenciación convencional de genes cuyas mutaciones se asocian a sensibilidad o resistencia a determinados tratamientos oncológicos”, según han destacado. El empleo de esas técnicas “se complementa con el estudio de la expresión de 136 genes en el trabajo publicado (en la actualidad se ha incrementado a más de 200) obtenidos de los más de 20.000 genes que constituyen el genoma humano y cuya expresión puede ser medida con una de las técnicas genómicas: los microarrays de expresión”.

Antonio Brugarolas

Antonio Brugarolas

El doctor Antonio Brugarolas, especialista en Oncología, ha destacado que “la elaboración de un tratamiento oncológico a la carta es entonces posible con los datos derivados de estas técnicas genómicas aplicadas a una biopsia tumoral del paciente”. En la Unidad de Oncología de este centro hospitalario se consigue además optimizar las dosis de los fármacos seleccionados a través de la medición de los niveles en sangre de dichos fármacos.

El estudio genético del tumor y la medición de los niveles en sangre de los fármacos empleados ayudan a seleccionar la quimioterapia más efectiva y los niveles de dosis más adecuados para cada paciente, y podrían aplicarse en fases más tempranas de la enfermedad.

chip de ADN
“El chip de ADN (ácido ribonucleico) es el soporte donde se imprimen los genes tumorales que leemos”, ha añadido el doctor Manzano. Y explica que en esos chips se pueden analizar los genes, para saber cuáles se activan y cuáles están reprimidos en cada tumor estudiado. Esa prueba ayuda a identificar todas las potenciales dianas terapéuticas de la muestra tumoral, y así, establecer las pautas de tratamiento más eficaz.




Una Nota Informativa desde nuestra Mesa de Redacción
Fuente: Agencias


Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés