Los paramilitares bolivarianos vistos por Pedro Corzo

4 de noviembre de 2014

Colectivos armados




Los regímenes populistas crean su propio lenguaje, tanto para descalificar a sus enemigos, como para encubrir las verdaderas actividades de sus partidarios, pero lo más interesante es que logran que los motes descalificadores que aplican a quienes les son hostiles, como los alias con qué disfrazan a sus esbirros, sean adoptados por la población como si fueran representativos de la realidad.

El más reciente ejemplo de esta jerga gubernamental son los “Colectivos” de Venezuela. Colectivo es un sofisma, un disfraz para encubrir las acciones de grupos paramilitares fuertemente armados, dispuestos a realizar el trabajo más sucio de la dictadura que defienden.

Colectivos 45012Los “Colectivos” son delincuentes, bandas armadas que atacan a la oposición pero también al ciudadano más inocuo. Los que están en el círculo de poder pueden ser sus víctimas, salvo que defiendan sus intereses.

Hugo Chávez, tampoco Nicolás Maduro, inventaron los grupos paramilitares pro gobierno. Entre sus promotores está Adolfo Hitler con sus Camisas Pardas. Benito Mussolini, las Camisas Negras y las Boinas Rojas o Brigadas de Respuesta Rápida de Fidel Castro.

Hay muchos más de estos grupos violentos y sectarios que inspiran a los “Colectivos” de Venezuela, como la Guardia Revolucionaria de Irán o los Guardias Rojos chinos de la Revolución Cultural, paradójicamente compuestos en su mayoría por estudiantes de secundarias y universidades.

Los abusos y crímenes en los que han incurrido en estos años los paramilitares bolivarianos han sido poco divulgados, su participación junto a la Guardia Nacional en la represión contra los estudiantes y pueblo en general a principios de este año fue más notoria, pero han sido los asesinato del diputado Robert Serra y María Herrera, y el de José Miguel Odreman, jefe del grupo paramilitar 5, los que han revelado, al menos parcialmente, la capacidad de estos colectivos para intimidar a quienes estando en el gobierno, no satisfacen sus ambiciones.

Colectivos 5654Los paramilitares del Colectivo 5 demandaron la renuncia del ministro del Interior, Miguel Rodríguez Torres, exigencia que fue satisfecha por el presidente Maduro, aunque hay quienes plantean que el mandatario despidió a Rodríguez porque estaba muy próximo a los mandos militares, como también se dice del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, otro objetivo declarado de los subalternos de Odreman, un ex policía, que actuó como una especie de guardaespaldas de Chávez, y asesinado por la policía junto a las cuatro personas que le acompañaban.

Algunos de estos grupos armados al margen de la sociedad, existían aun antes del régimen chavista, pero quien los legalizó al disfrazarlo de trabajadores sociales con fusiles ametralladores, fue el caudillo golpista.

Chávez planteó que se formarían grupos en la comunidad encargados de instrumentar estrategias de trabajo, ejecutarlas, organizarlas y administrarlas, algo así como la adjudicación de territorio que hacen los líderes mafiosos para realizar sus tropelías sin interferencias.

Entre estos colectivos destaca el “Movimiento Revolucionario Tupac Amaru”. Constituido en 1989, después del Caracazo. Tanto Chávez como Maduro lo han respaldado incondicionalmente.

La Piedrita ColectivoOtro grupo paramilitar es “Alexis Vive” que se formó en el 2002. Un tercero no menos importante es “La Piedrita”, radicado en el barrio 23 de enero, fundado 13 años antes de que Chávez llegara al poder, pero identificado con el caudillo desaparecido. También está el “Movimiento Revolucionario de Liberación de Carapaica”, otro grupo fuertemente armado que como los demás, está listo para usar la fuerza cuando lo considere oportuno.

Se estima que el número de estas pandillas armadas está entre los cincuenta y sesenta, pero también el diario el Universal informó en agosto del 2013 que noventa y siete colectivos habían entregado sus armas, algo simbólico, pues solo entregaron un centenar de fusiles y pistolas.

Asesino chavistaEstos grupos muestran las armas que poseen abiertamente sin importar en el lugar en que se encuentren, porque como los señalara el fallecido presidente Chávez, “son el brazo armado de la revolución bolivariana”.

El prontuario criminal de estos grupos es vasto, “ataques contra el canal Globovisión, secuestro de trabajadores en el Ateneo de Caracas, el atentado en el 2012 contra el excandidato presidencial Henrique Capriles y los ataques de bandas motorizadas contra quienes votan en zonas de influencia de los candidatos opositores”, las mismas bandas motorizadas con las que amenazan al presidente Nicolás Maduro sino satisface sus demandas de defenestrar a Diosdado Cabello.

La ministra del Servicio Penitenciario, Iris Varela, aseguró que los colectivos son “un pilar para la defensa de la Patria”, mientras la diputada María Corina Machado dijo que los colectivos armados “son bandas criminales con armas de guerra”.

La realidad es que los paramilitares del chavismo son un peligro tanto para la oposición, como para el régimen de Nicolás Maduro, así que tal vez el mandatario recurra a las Fuerzas Armadas para meterlos en cintura, como hizo Adolfo Hitler.


Pedro CorzoPedro Corzo (*) pedroc1943@msn.com
@PedroCorzo43

*.-Periodista y Director del Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo





Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés