La historia de las alfombras inglesas

3 de abril de 2013

Alfombras inglesas portada

No hay una producción europea de alfombras que pueda competir con la magnificencia de las alfombras francesas, pero si hay historia. Hace casi tres siglos que en el Reino Unido se fabrican alfombras. Tradición textil nacida en un pequeño poblado del condado de Wiltshire, en el sudoeste de Inglaterra, llamado Wilton. Poblado a muy pocos kilómetros de Stonehenge, el famoso monumento megalítico de la Edad de Bronce. Allí se estableció en el año 1720 la primera fábrica formal y comercial de alfombras del mundo.

Alfombra Royal Wilton

Alfombra Royal Wilton

Comenzaron haciendo piezas de boucle de baja altura ese que se conoce como “tejido de Bruselas” y posteriormente, la gente de Wilton logró desarrollar un tipo de alfombra de pelo corto que fue bautizada con el nombre del pueblo, algo similar a lo que se hace para respetar una  denominación de origen.

Se impuso así el “tejido Wilton” y comenzaron a reproducirlo otras fabricas de la ciudad de Kidderminster y más tarde, toda Inglaterra.

Inglaterra y sus famosas alfombras Axminster
 

alfombras Axminster

Un diseño muy tradicional de la alfombra Axminster

Thomas Whitty en el año 1755, abrió una fábrica en la ciudad de Axminster en Devon. Allí se comenzó a produAñadir objetocir alfombras de manera manual y al paso de un tiempo pasaron a la forma mecánica, gracias a los avances que promovió la Revolución Industrial. De esta manera, comenzaba a comercializarse la alfombra Axminster, que se posicionaron entre la gente pudiente y se convirtieron en símbolos del estatus económico. Esto lo ganaron a punta de realizar tejidos de magnífica calidad.

Spencer House

Alfombra inglesa en el salón de Spencer House
(1756-1766)

Tanto el tejido Wilton como el de Axminster comenzaron a manufacturarse en fábricas que de toda Inglaterra y fueron haciendo importantes mercados tanto local como internacionalmente.

Es de señalar que en la Inglaterra de la segunda mitad del siglo XVI y todo el siglo XVII se hicieron imitaciones de alfombras orientales y ejemplares de gusto europeo, muy afrancesadas. Hacia la mitad del siglo XVIII, aparecieron las manufacturas de Parisot (en Fulham) y de Passavant (en Exeter) y lograron una apreciable producción.   

Robert Adam palacete

Alfombra inglesa en un Palacete neoclásico
diseñado po Robert Adam


Hubo pues en Inglaterra hermosas y artísticas alfombras, entre las más famosas las manufacturadas por Moore y Whitty, famosas y de gran durabilidad. Estas alfombras sirvieron para decorar los ambientes de gusto neoclásico creados por Robert Adam hacia finales del siglo XVIII .


Un trabajo investigativo desde nuestra Mesa de Redacción

Coordinado por Eleonora Bruzual
gentiunoenvios@gmail.com
Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés