Luis José Uzcátegui hoy sigue con la parábola de Venezuela

3 de febrero de 2019

palábola de Venezuela imagen 2




Enseñanzas

Venezuela es épica

Que la adversidad y la desgracia tensan el “alma”, no hay duda. Venezuela está convertida en academia existencial, a sólo 10 días del heroico 23E, el pueblo se vuelve a lanzar a las calles a batallar por la libertad. Un hecho psicosocial magistral, el cambio que se observa es de millones de ciudadanos marchando, pero nada de ¨bailoteo¨ ni slogans infantiles. A cambio rostros inmersos en una felicidad serena, una alegría austera y la rabia creativa. Emociones épicas -de los venezolanos de hoy- que nos lleva a descubrir mujeres, hombre y jóvenes que tienen el coraje y la valentía de los Dioses, cuando la dignidad va por delante. Los venezolanos en el país y en otros países son ejemplo de hidalguía y aprendizaje social.

Terminaron teniéndole asco

Hieden
Cruel final para muchos políticos que los pueblos terminan sintiendo asco por ellos. Algo similar sucedió en Brasil, de las expresiones que se oían a granel días previos a las elecciones, una de las más frecuentes: “Lula da asco”. En Venezuela el pueblo siente asco inmenso no sólo por el presidente actual y el anterior también por todos los políticos -oficialistas o no- que han estado vinculados al poder estos 20 años. Sus imágenes son muy tóxicas… Hacen mucho daño social… Darles oportunidad a figurar o que tengan cargos es vomitarse en la cara de cada venezolano.

“No me lo creo”

La expresión más frecuente, más real, más pura que “sale del alma” de millones de venezolanos: “No me lo creo”. “Al fin voy a poder salir sin miedo a la calle”, “voy a ir al cumpleaños de mi hijo y puedo regresar después de las 10 de la noche”, “voy a poder comprar las medicinas que necesito”, “voy a poder comprar harina no picada”. El “no me lo creo”, en términos un poco más técnicos es descrito por la pluma del brillante psiquiatra venezolano Luis Madrid: “La verdad que el proceso de desrealizacion y despersonalización va a ser intenso, sobre todo en los más jóvenes, cuando tengamos un gobierno normal y corriente, con discursos coherentes y oportunos, que transmitan seguridad y tranquilidad, sobre todo sin violencia. Estos 20 años nos han borrado lo que es vivir en un ambiente medianamente normal”.

Se convirtió en ombligo del mundo

Venezuela centro del mundo
No hay nación ni región en el mundo que no vibre todos los días con lo que sucede en Venezuela. ¿Qué tiene este país? Una gran oportunidad… Se nos abre un universo gigantesco para modernizar el país en educación social y emocional. Hasta ahora ningún programa menciona como objetivo educación social y emocional para políticos, empresarios, columnistas, influencers, trabajadores y el pueblo, es algo fundamental para lograr la reactivación económica, política, educativa y la gobernabilidad. Es fundamental, de otra forma todo será mucho más difícil o fracasará…

Locura oficial

Lo de los integrantes del régimen venezolano es único. Pocas veces se puede observar tan de cerca como las mentes son alteradas por los acontecimientos del presente y como el mañana se convierte en tormentas gigantescas de miedos. Las acciones, mensajes y gestos los traicionan. Son mentes que se sustentan en la mentira, cinismo, torpeza, maldad y el terrorismo a través de detenciones y secuestros a adultos, jóvenes y niños muchos de ellos enfermos…

Egos eternamente engreídos

EGO inflado
En tiempos de cambios como el que arrancó en Venezuela la versatilidad de la personalidad humana también se manifiesta morbosamente. Hay para todos los gustos. Algunos, ahora se venden supuestamente “incómodos” para el régimen por señalar el terrorismo oficial, pero cuando presentaban en sus programas mediáticos a torturadores de estudiantes fueron muy incómodos – y esta vez de verdad- para la dignidad de millones de venezolanos. ¡Ahora también muchos empiezan hábilmente a cuadrarse con el nuevo gobierno! A otros les explotó una epidemia de sabiduría: Todo lo sabían, todo lo saben y todo lo sabrán, al estilo de las “pitonisas”, en relación a los acontecimientos políticos de Venezuela. Lo describe muy bien el fino pensador y filósofo Erik Del Búfalo: “En esta primera parte de la transición, que apenas comienza, es natural ver el trigo mezclado a la cizaña: corruptos, colaboracionistas, oportunistas, exchavistas criminales, fichas políticas de traficantes y mafiosos confundidos en lo mejor de nuestras expectativas…


Luis José 2019 créditosLuis José Uzcátegui
Médico psiquiatra y antropólogo
ljuv2000@gmail.com 
@LuisJUzcategui
Diccionario de Salud Mental LJ Uzcátegui

https://drluisjoseuzcategui.wordpress.com/2016/04/18/diccionario-de-salud-mental/

 

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés