Manuel Molares Do Val titula: Obama, el Bush III

2 de septiembre de 2013

Obama Bush III

No hay prueba alguna de que el ataque con armas químicas contra la población de Damasco de la semana pasada, que provocó centenares de muertos, haya sido obra del dictador sirio Bashar al-Assad.

Podría creerse que, al contrario, fue lanzado por sus enemigos. 

Barack Obama dice que la inteligencia estadounidense le garantiza la autoría del régimen, pero es extraño: los gases mataron a los habitantes de un barrio amigo, bajo el control de al-Assad, no sobre una zona hostil. 
Siria muerte 79
Durante la primera semana de mayo hubo otro ataque con gases, se comprobó que no había sido realizado por las tropas gubernamentales, sino posiblementen por los rebeldes, y el caso se silenció súbitamente. 

Hay dudas razonables sobre quién lanzó esta vez los tóxicos, pero Obama quiere atacar al temible dictador sirio, aunque posiblemente sea menos peligroso que buena parte de sus enemigos, nuestros aliados crecientemente vinculados a Al-Qaida. 
Siria guerra 56
En la Siria de Bashar al-Assad había cierta libertad de conciencia. Pero ahora, el Ejército Libre de Siria está infiltrado por yihadistas que asaltan despiadadamente a quienes no comparten su fanatismo. 

Lo saben Obama, el británico Cameron y todos sus aliados, por lo que la pregunta es ¿por qué y para qué se quiere entrar en esta guerra? 

Si Estados Unidos ataca, España será su comparsa en la destrucción de un asesino para darle el poder a quienes serán mucho más asesinos aún. 

Obama Bush 234El caso sirio recuerda crecientemente al de Irak. Las pruebas de las armas químicas de Sadam Hussein parecían más contundentes que las actuales; luego resultó que eran falsas. 

Ahora el Nobel de la Paz, presidente tras los belicisos George de Bush I, autor de la primera Guerra del Golfo con Felipe González, Bush II, segunda guerra de Irak,  con Aznar, se amplía a otra guerra en el Oriente Cercano. Obama, la de Obama, el Bush III.

Entre tanto, los del “No a la Guerra” y las cejas circunflejas del zapateraro, se han esfumado.




Manuel Molares do ValManuel Molares do Val (*)
molares@yahoo.es
*Periodista español, trabajó para la Agencia EFE como corresponsal permanente en México, Bélgica, la República Popular China –el primer periodista español destinado allí–, y EE.UU. Fue enviado especial en todo tipo de acontecimientos en los cinco continentes.




 
Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés