La creación de empleo se frena en los Estados Unidos

2 de junio de 2012

empleoportada

La matemática no cambia, por mucho que se quiera vestir el dato. Estados Unidos generó solamente 69.000 empleos netos en mayo. Además, la lectura del mes de abril se revisó a la baja a 77.000 nuevos puestos de trabajo. Y por si no fuera suficiente con este doble mazazo que certifica que la economía se enfría, el dato de paro subió una décima y se colocó en el 8,2%. Es el primer alza del paro en 11 meses y el menor ritmo de creación de empleo desde mayo de 2011.

Un artículo de Sandro Pozzi

El indicador de empleo es en esta coyuntura el más importante del mes, por el efecto que tiene en unos mercados turbulentos y también en la carrera por la presidencia de Estados Unidos. El consenso de Wall Street anticipaba la creación de 155.000 puestos de trabajo en mayo y una tasa de paro del 8,1%. El presidente Barack Obama no puede permitirse que esta última cifra suba.

De momento, el mercado laboral le va a poner difícil la reelección. La recuperación es muy lenta y se necesita más solidez para que la expansión pueda acelerarse. Y no se trata solo de crear empleos, también deben subir los sueldos una vez descontado el efecto de la inflación. Esta debilidad hace además a Estados Unidos más vulnerable ante la crisis en Europa y si se enfría China.

El efecto fue inmediato en Wall Street, donde el Dow Jones se preparaba para una apertura en negativo de casi el 2%. No solo es que la creación de empleo en mayo fuera baja. Es que el indicador de abril se elevó hace un mes 115.000 empleos, y queda ahora en casi la mitad. Y el sector privado, frenó a su vez el mes pasado el ritmo de contratación a 82.000 puestos de trabajo netos.

En la actualidad hay 12,7 millones de parados en Estados Unidos, de los que 5,4 millones llevan más de seis meses sin ocupar un trabajo. En el caso de los jóvenes, el paro afecta al 24,6%. La tasa de paro sería más alta si se tuvieran en cuenta las personas que abandonan el mercado laboral frustración o por el efecto de la ola de jubilaciones entre la generación del baby boom.

La Reserva Federal proyectó hace un mes que el paro se moverá este año entre el 7,8% y el 8,2%, y no bajará del 7% hasta 2014. Ayer se publicó la primera revisión del crecimiento en el primer trimestre, que se hizo tres décimas a la baja y queda a la espera de una tercera lectura en el 1,9% del PIB. Confirma la desaceleración al inicio del año, frente al 3% de final de 2011.

 

Sandro Pozzi
Analista
Nueva York

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés