Mayoría de los cubanos no llega a fin de mes pese a los nuevos salarios

2 de marzo de 2021

Cubanos hambre y represión




Casi nueve de cada diez cubanos tienen dificultades para adquirir productos de primera necesidad con el nuevo sistema de salarios y precios vigente desde el 1 de enero, según los resultados de una encuesta publicada ayer lunes por el medio estatal Cubadebate.


Bajo el título «¿Cómo ha vivido estos dos meses de ordenamiento monetario?», el portal oficialista formuló a los internautas 14 preguntas para evaluar las capacidades adquisitivas de la población y sus opiniones sobre la Tarea Ordenamiento, que ha supuesto fuertes incrementos tanto en los salarios del sector estatal como en los precios al consumo.

Específicamente, un 41 % respondió que con su nuevo salario, jubilación o pensión no es capaz de adquirir productos y servicios de primera necesidad, mientras un 46 % puede permitirse solo una parte de ellos y un 13 % la totalidad.

Cubanos 4321
A la pregunta más general «¿Pudo satisfacer sus necesidades con el nuevo salario?» un 65 % contestó que no, un 30 % respondió «parcialmente» y solo un 4 % dijo que «totalmente».

Además, un 76 % de los internautas apreció «un incremento desmedido en los precios» de todos los productos y servicios en el país, mientras un 23 % lo notó solo en algunos bienes y un 1 % respondió que la inflación de los últimos dos meses «se corresponde con el incremento salarial».

No obstante, el 76 % de los encuestados opinaron que la Tarea Ordenamiento era «necesaria para la economía» de Cuba, que atraviesa una profunda crisis agudizada por el endurecimiento del embargo de EE.UU. durante la Administración de Donald Trump y la pandemia de la covid-19 que, entre otras cosas, ha diezmado el turismo.

Esto, unido a graves ineficiencias estructurales, un endémico déficit de balanza de pagos y la crisis en Venezuela, principal aliado comercial y político de La Habana, ha provocado una situación crítica de desabastecimiento que se traduce desde el año pasado en estanterías vacías en los comercios y largas colas para adquirir cualquier producto básico o no básico.

En esta coyuntura, Cuba aumentó desde el 1 de enero en un promedio del 490 % los salarios del sector estatal, que hasta entonces apenas rozaban los 50 dólares mensuales en promedio.

En paralelo se dispararon los precios. Entre los bienes básicos «normados», que hasta ahora el Estado vendía a precios simbólicos y de forma limitada a través de una cartilla de racionamiento, el arroz se multiplicó por 11, el pan por 20, los frijoles por 12, la bombona de gas por 25 y la electricidad casi por cuatro.

Pesos cubanos y dólares
Otro pilar básico de la estrategia del Gobierno fue la recién aplicada unificación monetaria, con la consiguiente desaparición del antiguo peso convertible o CUC y la consolidación de dos medios de pago: el peso cubano (CUP) y el dólar con un cambio oficial de 24 a 1, si bien en el mercado negro el billete estadounidense se paga a hasta 50 CUP.

Fuente: Agencia EFE




Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés