Hermann Tertsch y el titulo: Valentía frente a la peste

1 de noviembre de 2014

Algunos aprenden




En la Padania se inventan un pasado tan falso como ridículo, el de una nacioncilla que nunca existió

Las enfermedades y los bajos instintos se extienden con velocidad. Ha bastado una crisis económica, una generalizada y lamentable falta de liderazgo y tensiones en la arquitectura de la Unión Europea para que comenzara a proliferar la peste peor y más recurrente en este viejo y maltratado continente, que es el nacionalismo. Cien años después de que el triunfo de los nacionalismos incendiaran Europa en una pira de millones de muertos, dos guerras mundiales y una larga división del continente, volvemos a las andadas.

Padaniia LiberaDespués del intento frustrado de romper el Reino Unido, le toca a Italia. Anuncian su independencia otros forofos tribales de una nacioncilla que jamás existió, la Padania. Se inventan un pasado tan falso y ridículo como la historia que usa la Generalidad para intoxicar a niños y mayores, y dicen que van a romper la Italia de Garibaldi como Cataluña romperá la España de los Reyes Católicos. El primer ministro Matteo Renzi ha tenido la única respuesta adecuada.

Les ha dicho que lo que habrá es una centralización para hacer el país más sencillo, eficaz y gobernable. Más competencias para el estado Central.

Rajoy y MásEspaña tiene gran parte de culpa de lo que sucede. No ha cumplido con su deber democrático de combatir enérgicamente esta peste. Y la ha alimentado durante décadas hasta permitir que hoy existan comunidades secuestradas por la tiranía del pensamiento de la tribu. Todos los nacionalismos son insaciables. El necio que siga el ejemplo español de pretender aplacarlos con concesiones, comprobará que es darle heroína al yonqui.

La única cura es la abstinencia de concesiones y un tratamiento de cumplimiento de la ley. Ha de pasar el síndrome de abstinencia, que puede ser algo violento más o menos largo, pero es inevitable. Y la única curación posible. La alternativa a medio plazo es la guerra. Por eso la política de Renzi es la única responsable, frente a la irresponsabilidad de España. Nuestro ejemplo es tan nefasto que servirá de disuasión.


Hermann Tertsch

Hermann Tertsch

@hermanntertsch
Periodista español. Columnista del ABC de España. Comentarista de Televisión





Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés