Lo que no sabías de los matrimonios islámicos

1 de septiembre de 2019

Matrimonio islámico





Hoy en día, no todos los hombres árabes y en general islámicos pueden permitirse la poligamia, ya que mantener un harén de esposas requiere grandes fondos. Por lo tanto, actualmente esta tradición solo es privilegio de jeques y magnates…

Pero debe conocerse que las bodas árabes o islámicas no funcionan de la misma manera que una boda occidental, por lo que vale la pena hacer un pequeño análisis de la relación previa de los novios para entender cómo funciona un matrimonio árabe.

De acuerdo a la tradición islámica una mujer solo puede casarse con un hombre musulmán, mientras que un hombre puede casarse hasta con cuatro mujeres -siempre y cuando trate a todas por igual–, y estas pueden ser también judías o cristianas.

La ley en Arabia Saudita prohíbe los encuentros entre hombres y mujeres solteros, por lo que lo normal es que la madre o la familia de la novia le busque un marido entre sus amigos, familiares y allegados.

Una vez que se los presenta, estos pueden reunirse algunas veces más, si es que se gustan, para conocerse un poco. Estos encuentros son siempre en presencia de sus familiares, y no podrán tocarse hasta después de la boda.

La mujer se presenta siempre con una abaya (una túnica negra que cubre el cuerpo por completo) junto con una hijab, una niqab o una burka.

Si la pareja se gusta se comprometen, omitiendo el tiempo del noviazgo, ya que automáticamente se decide la fecha de matrimonio. Para que esto suceda el novio debe pedir la mano de la novia a su familia, pactando también la dote (regalo del novio a la novia que puede ser dinero, joyas, etc.) y el walli (un hombre, habitualmente familiar de la novia, que la representa y se fija que en el contrato matrimonial se cumplan todo lo que se haya pactado con anterioridad).



Un Video Informativo, desde nuestra Mesa de Redacción



Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés