Lula es excluido de las elecciones presidenciales de octubre

1 de septiembre de 2018

Lula condenado por corrupto




Seis de los siete jueces del Tribunal Superior Electoral (TSE) votaron por prohibir la candidatura de Lula. El Partido de los Trabajadores (PT) tiene diez días para nombrar a un sustituto.

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, claro favorito para las elecciones presidenciales del 7 de octubre en Brasil, fue excluido este pasado viernes (31.08.2018) de los comicios debido a una condena a 12 años de cárcel por corrupción que cumple desde abril.

La decisión fue tomada por seis votos frente a uno, con lo que el líder más popular del país, en prisión desde abril pasado, queda inhabilitado para postularse a la presidencia por sexta vez, aunque el fallo proferido aún puede ser apelado.

Lula da Silva acorralado
El TSE determinó que Lula, de 72 años, no puede ser candidato debido a la llamada “Lei da ficha limpa” (‘ley de expediente limpio’), promulgada por él mismo en 2010 y que impide a personas con condenas penales aspirar a cargos públicos.

El juez relator del caso, Luis Roberto Barroso, señaló que la decisión contra Lula era “muy simple” dada la legislación.

La defensa del expresidente puede presentar aún un recurso contra la sentencia, aunque se considera que tiene pocas probabilidades de éxito. Los plazos de apelación no estaban claros.

Barroso también dio un plazo de diez días al Partido de los Trabajadores (PT) para nombrar a un sustituto de Lula.

Se espera que el partido nombre como candidato al exalcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad. No está claro, sin embargo, si Lula conseguirá traspasar todos sus votos a Haddad.

La prohibición a Lula de participar en los comicios se esperaba desde que el PT lo inscribió como su candidato el 15 de agosto.

Lula niega todos los cargos de corrupción y acusa a sus rivales políticos de querer impedir su regreso al poder a través de un “juicio político” y un “golpe a cámara lenta”.

El exlíder obrero, celebrado por los éxitos de sus dos gobiernos en la década pasada, fue condenado a comienzos de año en segunda instancia por cargos de que aceptó la reforma de un apartamento a cambio de favorecer a una empresa en sus negocios con la petrolera estatal Petrobras.

Petrobras corrupción 5
Petrobras está desde hace años en el centro del caso “Lava Jato” (lavado de autos), considerado como el mayor escándalo de corrupción de la historia brasileña.

Aparte de las apelaciones finales aún pendientes contra su primera condena, Lula debe responder aún en seis juicios más por “Lava Jato”.

Lula recibió en las últimas semanas apoyos de personalidades internacionales, entre ellos del expresidente del Parlamento Europeo Martin Schulz, quien lo visitó el jueves en la cárcel donde está recluido en Curitiba, en el sur del país.

El Comité de Derechos Humanos de la ONU pidió recientemente a las autoridades brasileñas que permitan a Lula ser candidato y que aseguren que pueda ejercer “sus derechos políticos” hasta que su proceso haya terminado en todas las instancias.

Segundo en los sondeos y favorito en ausencia de Lula es el exmilitar Jair Bolsonaro, un radical de derecha que defiende la dictadura militar (1964-1985) y que suele ser calificado como el “Donald Trump brasileño” por sus diatribas populistas y nacionalistas.

Una Nota Informativa desde nuestra Mesa de Redacción
Fuente: Agencias




Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube