La amenaza del Popper, la “droga peligrosa” favorita de los gays

1 de julio de 2017

Poppers y Gays



 

El WorldPride perjudica seriamente a la salud:
La amenaza del Popper, la “droga peligrosa” favorita de los gays

 

El Popper es una sustancia química que se inhala y que produce una vasodilatación que favorece la penetración sexual anal. “Nunca ha de ser ingerida porque puede ser mortal”, advierten desde el Plan Nacional sobre Drogas. Pero es una de las protagonistas de las fiestas sexuales del WorldPride.

Aunque a lo largo del primer trimestre de 2017 algunas páginas web habían difundido la idea de que iba a estar a la venta en estancos la droga favorita en el ambiente LGTBI, más propiamente, de los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros varones.

Esta droga, conocida como Popper, está incluida por los expertos en estupefacientes en la categoría de las drogas de síntesis, junto al éxtasis, la quetamina o el ‘polvo de ángel‘.

Popper inhalar
Su mayor peligro estriba en que, al desconocerse su composición exacta, los consumidores nunca saben qué están ingiriendo, por lo que sus efectos no son claramente previsibles.

El Plan Nacional sobre Drogas señala que esta sustancia inhalante está compuesta en su mayoría por nitritos de amilo, butilo o isobutilo.

“El nitrato de amilo es una sustancia muy volátil e inflamatoria y nunca ha de ser ingerida porque puede ser mortal“, llega a advertir.

Entre sus efectos adversos se encuentran dolor de cabeza, náuseas, vómitos, aumento de la frecuencia cardiaca e hipotensión y “crean tolerancia, lo que unido a la breve duración de sus efectos, lo convierte en una droga peligrosa, con un elevado riesgo de intoxicación por sobredosis”.

Poppers y Gays 2
Los varones que mantienen relaciones con otros hombres acuden al Popper pese a sus riesgos, debido a sus efectos vasodilatadores que facilitan la penetración sexual anal.

Cabe destacar que este viernes ha sido detenido uno de los mayores distribuidores de droga en el barrio de Chueca (Madrid), la zona más identificada con el mundo LGTBI en la capital española. El camello distribuía principalmente mefedrona, pero también éxtasis y Popper, la droga más gayfriendly.

El Popper es un ingrediente imprescindible en las fiestas salvajes gays, por razones obvias. Y no va a faltar en los muchos encuentros de estos días en distintos locales del World Pride de Madrid.

Pero a sabiendas de los peligros que entraña para la salud, las autoridades del Ayuntamiento de Madrid (gobernado por Podemos) y de la Comunidad (gobernada por el PP) no han advertido del riesgo.

Como tampoco han advertido del peligro de contagio de Sida y otras enfermedades venéreas, o de que la ‘píldora de emergencia’ anti VIH no es 100% fiable.

WorldPride 1
Se da así la paradoja de que por un lado promocionan celebraciones como WorldPride, a sabiendas de que va a multiplicar contagios de enfermedades de transmisión sexual, y por otro ocultan las consecuencias negativas que tienen para la salud.

Desoyen así las recomendaciones de organismos como el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades ha lanzado una alerta por el alto riesgo y ha publicado una guía con una serie de recomendaciones que van desde la promoción de vacunas hasta advertencias contra los puestos callejeros de comida, pero con una especial atención a las enfermedades de transmisión sexual.

De hecho, el 30% de los contagios por VIH entre homosexuales se producen por fiestas en las que se mezclan drogas y sexo, como asegura el farmacéutico del Hospital Ramón y Cajal, Miguel Ángel Rodríguez.

A los probables contagios por VIH hay que añadirle el de otras enfermedades venéreas como la sífilis o la gonorrea, así como la hepatitits A.

Ante el previsible aumento de estos contagios, la Comunidad de Madrid ha preparado un dispositivo de refuerzo que incluye desplazar citas de enfermos crónicos en determinados centros de salud cercanos a las fiestas del WorldPride para dar prioridad a estas posibles infecciones.

Un reporte informativo de Juan Robles



Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube