Mercedes Montero: Por amor a Venezuela

1 de marzo de 2016

Por amor a Venezuela



 

Al pueblo venezolano le sobran razones para recuperar el país que lo vio nacer, que con brazos abiertos recibió como hijos a millones de seres humanos que se transformaron en sus hijos adoptivos, identificados con esa tierra de Gracia que en su corazón sigue siendo una Venezuela de todos, hoy en día mancillada en lo moral, golpeada en lo físico, arruinada económicamente, acongojada por la partida de sus hijos por diferentes caminos:

Demolición bolivariana
1- La violencia que ha diezmado a tantos de sus hijos, cada día se ejecuta con más saña

2- La enfermedad con la que ha visto partir a tantos seres humanos y animales por falta de medicinas, y destrucción / deterioro de todas las instituciones relacionadas con la salud . Esos buenos médicos que ha parido, hoy en día irrespetados al haber sido sustituidos con una atrasadísima Medicina castrista y unos engañados médicos “comunitarios” con una formación tan deficiente que los transforma en matasanos.

3- Los hijos que han tenido que huir del país debido a la persecución política; los que han emigrado porque el país dejó de ofrecerles oportunidades en cualquier sentido: no hay trabajo, tranquilidad para estudiar, seguridad, comida, transporte, agua, luz, la remota posibilidad de adquirir una vivienda, comprar un carro, casarse y vivir aparte de los padres, es difícil tener familia y mantenerla con un mínimo de comodidad.

Venezuela defendámosla4- El saqueo al que han sido sometidas: las arcas del tesoro nacional, las riquezas de su suelo y subsuelo que están siendo explotadas criminalmente con el permiso del gobierno “revolucionario” por los mercenarios chinos, iraníes, cubanos, rusos, árabes, brasileños, que han cobrado a sus anchas y sin respeto alguno por la tierra y los recursos naturales que destrozan ya que no les duelen, Los ríos, lagos bosques, selvas, playas, montañas, fauna y flora están siendo aniquilados. A los pueblos indígenas se les han robado sus territorios, han sido atacados y asesinados, muchos de nuestros parques nacionales están en peligro de ser destruidos.

5- Toda actividad social, recreacional, cultural y deportiva, y todo el solaz que la gente necesita se le ha robado espacio o se lo ha confinado al encierro. Los primeros porque gente alegre que quiere disfrutar de una playa lo más probable es que termine siendo asaltada; aquel que admire el arte es un tipo peligroso, quien se niegue a disfrazarse de diablo rojo en una competencia deportiva es considerado enemigo de la revolución. La cruda verdad para el venezolano de hoy es que si no hay real para comer, menos lo hay para playa.

6- La inteligencia y sus manifestaciones están prohibidas, razón por la cual las universidades están bajo permanente ataque, las bibliotecas no reciben libros, la historia tiene que ser tergiversada a conveniencia, con el fin de que su versión burlona sustituya una verdad que es el ancla que ata al ciudadano a su tierra.

7- La libertad de expresión debe se abolida en todas sus formas, su contenido debe ser aquel que justifique cuanto disparate, insulto, burla y engaño sea conveniente para la “revolución”: ejemplo el muerto que está vivo, el pajarito que aparece y desaparece de acuerdo con las circunstancias, los narcos que son víctimas, los bolichicos que incrementaron sus fortunas de forma “inexplicable” y boliburgueses que tienen fortunas debidas al robo y a las confiscaciones que de lo público y privado han hecho.

Todos los medios deben ser confiscados o silenciados. Debe ser esta la razón por la cual Nicolás dijo en días pasados que no importaría ni una hoja de papel, que todo periódico sería electrónico. Todo ciudadano que proteste pasa las de Caín.

8- Los poderes Judicial y Electoral han sido corrompidos hasta el tuétano de los huesos. Magistrados y jueces administran la impunidad y fallan en los juicios de acuerdo con las órdenes dadas por el Ejecutivo. Nada nuevo bajo el sol, todas las dictaduras proceden de la misma forma. El Poder Electoral tiene como función atornillar al ilegitimo de turno.

Venezuela libre y democrática
Ante todos estos males es preciso recordar que la hora es del país, su libertad, justicia, democracia y paz. Ante este mandato del pueblo los intereses partidistas deben hacerse a un lado.



Mercedes Montero foto1
Mercedes Montero

Columnista de Opinión
mechemon99@yahoo.co.uk / @Mechemon





Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés